Canadá y Estados Unidos comenzaron a inmunizar a sus poblaciones contra el coronavirus, que sigue avanzando, en particular en Europa, donde Alemania espera impaciente la aprobación de una vacuna, mientras en Brasil el tema sanitario toma un cariz político.

La Agencia Europea de Medicamentos (EMA) adelantó su reunión al 21 de diciembre para tomar una decisión, en medio de presiones de Alemania, que espera el pistoletazo de la EMA para empezar a vacunar.

El ministro de Salud alemán, Jens Spahn, pidió la noche del lunes acelerar los tiempos, en momentos en que su país se ve muy afectado por la segunda ola del coronavirus, tras salir bastante bien librado de la primera.

“El objetivo es tener una autorización antes de Navidad, queremos comenzar a vacunar antes de fin de año”, afirmó, aludiendo a la vacuna del laboratorio estadounidense Pfizer y el alemán BioNTech.

En tanto, la agencia de medicamentos de Estados Unidos (FDA) dijo este martes que la vacuna de Moderna no mostraba “problemas de seguridad específicos” que “impidan la emisión” de una autorización de uso de emergencia, antes de una reunión de expertos del organismo para validar o no el tratamiento.

Mascarilla por mucho tiempo

Calendario de vacunación contra el covid-19 en Estados Unidos
Calendario de vacunación contra el covid-19 en Estados Unidos© AFP Gal ROMA

“Es la luz al final del túnel, pero es un túnel largo”, advirtió el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, recordando que se necesitarán “meses” antes de que una masa crítica de la población esté inmunizada.

El inmunólogo Anthony Fauci advirtió por su parte que, pese a la vacunación, habrá que seguir usando mascarilla y respetar la distancia física durante los próximos meses.

Canadá lanzó también su operación de inmunización contra el virus el lunes, al igual que Abu Dabi, cinco días después de que Emiratos Árabes aprobara la vacuna del gigante chino Sinopharm.

Jordania fue el último país en dar luz verde a la vacuna Pfizer/BioNTech el martes. Hasta el momento ya la han aprobado en Singapur, Baréin, Arabia Saudita, México y Reino Unido, que fue el primero en hacerlo.

La campaña de vacunación no impidió que Londres y zonas del sureste de Inglaterra ingresaran en alerta de tercer nivel el lunes, con hoteles, pubs y restaurantes cerrados, debido a un aumento “exponencial” en los casos de covid-19.

El nuevo brote podría estar relacionado con una mutación del virus, según las autoridades, que no obstante consideraron “muy poco probable” que esta nueva variante no respondiera a la vacuna.

¿Salud o política?

En tanto, el ente regulador sanitario brasileño (Anvisa) afirmó que los criterios que usa China “no son transparentes” para lograr la aprobación de emergencia de su vacuna CoronaVac, que está en fase final de ensayos en Brasil.

Una manifestación contra el gobernador de Sao Paulo, Joao Doria, y en contra de la vacuna CoronaVac en Sao Paulo, Brasil, el 8 de diciembre de 2020

También advirtió sobre la “influencia de asuntos relacionados con la geopolítica” en la promoción de las vacunas.

La CoronaVac, producida por el laboratorio privado chino Sinovac en asociación con el Instituto Butantan de Sao Paulo, ha sido objeto de intentos de desprestigio por parte del presidente ultraderechista Jair Bolsonaro, que la ve como una herramienta tanto del gobernador opositor del estado de Sao Paulo (sureste), Joao Doria, como del régimen comunista chino.

Bolsonaro llegó a referirse a ella como “la vacuna china de Joao Doria”, su posible adversario en las elecciones presidenciales de 2022.

Más muertos en Rusia

Por temor a un aumento de los contagios durante la temporada navideña, varios países europeos anunciaron nuevas medidas de contención, con Alemania y Países Bajos a la cabeza. El primero impuso un confinamiento parcial que durará hasta el 10 de enero, y el segundo una cuarentena de cinco semanas, hasta el 19 de enero.

Covid-19: balance mundial

Francia en tanto se prepara para salir este martes de un segundo confinamiento, que será sustituido por un toque de queda nocturno, salvo en Nochebuena. Se mantiene sin embargo el cierre de bares, restaurantes, teatros, cines, museos y estadios.

Rusia, que ha rechazado nuevos confinamientos para preservar la economía, enfrenta un creciente número de víctimas de covid-19.

“Esperamos un aumento de la mortalidad en noviembre y diciembre”, dijo la viceprimera ministra de Asuntos de Salud, Tatiana Golikova, mientras que en las redes sociales se exhiben imágenes de hospitales provinciales obsoletos y morgues llenas de cadáveres.

En Japón, a pesar del aumento de contagios y el escepticismo público, la gobernadora de Tokio, Yuriko Koike, dijo en una entrevista con la AFP que no ve “ningún escenario” que pueda llevar a la cancelación de los Juegos Olímpicos en 2021.

Los ciudadanos del mundo ven los Juegos de Tokio como un símbolo de que la humanidad habrá vencido al coronavirus”, dijo.

Hasta ahora, la pandemia ha dejado al menos 1,62 millones de muertos en el mundo y casi 73 millones de casos, según un recuento de la AFP basado en fuentes oficiales.