Publicidad

Argelès-sur-Mer, 13 Mayo.- El líder independentista catalán y exiliado en Francia desde 2017, declaró su intención de formar un gobierno regional minoritario en Cataluña tras obtener el segundo lugar en las recientes elecciones. En una conferencia de prensa en Argelès-sur-Mer, Puigdemont expresó su disposición a presentar su candidatura a la presidencia de la región. Este anuncio se produce un día después de que el Partido Socialista de Cataluña (PSC) liderado por Salvador Illa ganara las elecciones, pero sin lograr una mayoría absoluta.

A pesar de la victoria del PSC, la configuración del Parlamento catalán después de las elecciones muestra un escenario fragmentado, donde ningún partido tiene una mayoría clara. Puigdemont, que lidera el partido Juntos por Cataluña, ya ha iniciado conversaciones con otros partidos independentistas como Izquierda Republicana de Cataluña (ERC) para explorar la posibilidad de establecer un gobierno soberanista.

Las elecciones representaron un revés significativo para el movimiento independentista, que perdió su mayoría parlamentaria que había mantenido desde el intento fallido de secesión en 2017. Juntos por Cataluña avanzó ligeramente, obteniendo 35 escaños, mientras que ERC sufrió una considerable pérdida, reduciendo su representación a 20 escaños. La suma de escaños entre los partidos independentistas principales y la nueva formación de Alianza Catalana no alcanza la mayoría necesaria para un gobierno estable.

Puigdemont, desafiando las expectativas de su retirada política, afirmó que ve más posibilidades de formar gobierno que el PSC, anticipando una potencial investidura en una segunda vuelta parlamentaria. La situación política en Cataluña sigue siendo compleja y fluida, con ERC desempeñando un papel crucial en cualquier futuro gobierno, ya sea liderado por los socialistas o por el bloque independentista.

Publicidad