WASHINGTON, 09 Dic (AP) — La administración de Donald Trump regresó a las confusas negociaciones en el Capitolio sobre ayuda por la pandemia, ofreciéndole un paquete de 916.000 millones de dólares a la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, que enviaría un pago directo de 600 dólares a la mayoría de los estadounidenses, pero eliminaría el pago semanal de 300 dólares semanales por desempleo que promueve un grupo bipartidista de negociadores en el Senado.

La oferta arribó el martes con el respaldo del líder de la minoría republicana de la cámara baja y pareció demostrar cierta flexibilidad por el líder de la mayoría republicana del Senado, Mitch McConnell. Pero los demócratas fustigaron inmediatamente el plan por la negativa de la Casa Blanca a respaldar la restauración parcial, a 300 dólares semanales, de un pago de desempleo por la pandemia que expiró en agosto.

El miércoles, la Cámara de Representantes aprobará una propuesta de ley de financiamiento del gobierno por una semana para darles a los legisladores más tiempo para resolver el caos que se han creado tras meses de fútiles negociaciones y posturas políticas y una reciente serie de cambios repentinos. Sin la medida, el gobierno federal cerraría este fin de semana.

El presidente electo Joe Biden está presionando por el mayor paquete de ayuda posible, aunque no está involucrado directamente en las conversaciones. MConnell dice que no va a clausurar las actuales sesiones del Congres sin aprobar la esperada ayuda por el COVID-19. La presión es intensa y todas las partes dicen que un fracaso no es una opción.

El secretario del Tesoro Steven Mnuchin le hizo la nueva oferta a Pelosi el final de la tarde el martes, dijo en una declaración. Ofreció pocos detalles, pero el líder republicano de la cámara baja Kevin McCarthy dijo que propone un pago directo de 600 dólares para individuos y 1.200 para parejas, la mitad del paquete aprobado en marzo al inicio de la pandemia.

Mnuchin contactó a Pelosi tras una conversación con los máximos líderes republicanos en el Congreso, incluyendo a McConnell, que sigue enfrentado con los líderes demócratas sobre el paquete de ayuda. Pelosi y el líder de la minoría senatorial demócrata Chuck Schumer calificaron de inaceptable la propuesta de Mnuchin de eliminar el suplemento federal de 300 dólares semanales a los pagos regulares estatales por desempleo.