Publicidad

Redacción deportes, 8 feb (EFE).- El presidente de la UEFA, el esloveno Aleksander Ceferin, aseguró que “toda organización necesita sangre nueva después de un tiempo”, tras anunciar que no concurrirá a la reelección cuando termine su actual mandato en 2027, a pesar de que el Congreso del organismo aprobó este jueves una modificación estatutaria que le permitiría hacerlo.

Ceferin confirmó su decisión en una conferencia de prensa posterior al Congreso celebrado este jueves en París, en la que dijo que lo había decidido hace unos seis meses y que se lo había comunicado a su familia y a algunos amigos, como el secretario general, Theodore Theodoridis, quien le acompañó en su comparecencia.

“La razón es que toda organización necesita sangre nueva después de un tiempo y principalmente porque he estado alejado de mi familia siete años y lo voy a estar hasta 2027, primero a mi familia y luego a mis amigos”, afirmó.

Ceferin explicó que no desveló su decisión antes de que el Congreso acordara modificar los Estatutos, porque “no quería influir” en su postura y porque quería ver la cara de algunas personas, a la vez que cuestionó que se hayan publicado informaciones al respecto sin haberle preguntado sobre su intención o no de optar a ser reelegido.

“Nadie me ha preguntado y he visto informaciones. Lo que me hace feliz y me enorgullece es haber capitaneado un barco que ha navegado muy bien en tiempos de tormenta y lo seguiré haciendo estos tres años y estoy orgulloso de que la comunidad del fútbol está unida como nunca”, apuntó.

El dirigente esloveno reconoció estar cansado de proyectos como la Superliga y de “autoproclamadas autoridades morales” y se refirió, sin mencionar su nombre, al croata Zvonimir Boban, quien dejó su puesto en la UEFA a finales de enero y justificó su salida por discrepancias con Ceferin, ante la intención de este de modificar los estatutos para poder presentarse.

Según dijo, Boban era uno de los que sabían su intención de no optar a la reelección, pese a lo cual hizo pública “una carta narcisista”. “Sus aspiraciones personales están en cuestión y su moralidad también”, añadió.

En su comparecencia evitó hacer comentarios sobre la decisión del gobierno de España de no suscribir la declaración propuesta por Francia firmada ayer por 26 ministros europeos del ramo “por un modelo deportivo basado en la solidaridad, el mérito deportivo y el impacto social del deporte. “Estoy contento porque la han firmado 26 países”, agregó.

El Congreso aprobó hoy con una amplia mayoría la modificación de los estatutos de la federación europea, que limitaban a tres el número máximo de mandatos a los que podía presentarse su presidente.

La enmienda votada establece que todo mandato comenzado antes de 2017 no cuenta para ese límite, lo que dejaba las puertas al esloveno para presentarse a su propia reelección en 2027 para un nuevo mandato de cuatro años.

Ceferin fue elegido por primera vez presidente de la UEFA el 14 de septiembre de 2016 para suceder a Michel Platini en una votación en la que ganó al entonces presidente de la Federación Neerlandesa, Michael van Praag, en el Congreso de Roma. Después fue reelegido el 7 de febrero de 2019 y el 5 de abril de 2023, en ambas ocasiones como candidato único.

Tras su primera elección, el Congreso de la UEFA reunido en Helsinki en 2017 introdujo varias enmiendas a sus estatutos, entre ellas la limitación a tres de los mandatos de sus dirigentes, orientadas a mejorar el bueno gobierno y la transparencia.

Otra modificación estatutaria aprobada hoy dicta que en el Comité Ejecutivo del organismo tendrá que haber al menos dos mujeres, según aprobó el Congreso reunido en la ‘Maison de la Mutualité” de París, donde también respaldó los estados financieros 2022-2023 y el presupuesto 2024-2025.

Publicidad