Asunción, 2 may (EFE).-Cerro Porteño venció este sábado a Olimpia en el superclásico paraguayo, un triunfo (2-0) que le ubica en la punta del Apertura, junto a su rival y a Libertad, que cierra el lunes contra River Plate la décimo cuarta jornada, a falta de cuatro para el final del campeonato.

La victoria, además de igualar con 26 puntos a los otros dos favoritos, le sirve a Cerro Porteño para encarar con buenas sensaciones su cita del martes en Brasil frente a Atlético Mineiro en la fase de grupos de la Libertadores.

Olimpia, que lo hará un día después contra Internacional, también en tierras cariocas, sigue con opciones en el torneo local, aunque estas quedan rebajadas a tenor de la partitura interpretada en el estadio del Ciclón.

Y es que los dirigidos por el uruguayo Sergio Órteman salieron a taponar al rival, sin arriesgar y haciendo gala de un desorden y desconcierto que ya parece marca de la casa.

Por contra, Cerro Porteño hizo el desgaste y propuso claramente un esquema ofensivo, si bien no dio resultados hasta la segunda parte, la de los goles.

El primero obra del delantero argentino Mauro Boselli, en su primer toque del esférico tras salir al comenzar ese tiempo, en una jugada hilvanada entre Claudio Aquino y Ángel Cardozo.

Quedó en inferioridad numérica Olimpia tras expulsión por doble amonestación de Braian Ojeda por fuerte entrada a Aquino.

Olimpia se desplomó, si bien tampoco brillaba a altura, y minutos después encajó el segundo, un gran disparo a balón parado de Juan Patiño frente al que nada pudo hacer el meta Gastón Olveira.

La primera parte para olvidar: la de un clásico desdibujado y haciendo honor al resultado sin goles de esa mitad.

Ahora todo pendiente para el lunes, el cierre de fecha con el choque entre Libertad y River Plate.

Los primeros con el propósito de empuñar el liderato en solitario y los segundos de abandonar el puesto de colista.

Y ambos también con la mirada puesta en la fase de grupos de la Sudamericana la próxima semana: el Libertad de Daniel Garnero en su cancha frente al brasileño Atlético Goianiense y River Plate en el feudo del uruguayo Peñarol

En el resto de los partidos, Nacional tuvo un serio tropiezo el viernes al perder frente a Guaireña en casa y de manera contundente (1-3), lo que le deja a un punto detrás del tridente de cabeza, pero con Libertad con ese partido menos.

Ese mismo día 12 de octubre se impuso a Sportivo Luqueño (1-0).

La jornada avanza este domingo con el partido entre Guaraní- Sol de América.