Asunción, 11 dic (EFE).- Cerro Porteño y Olimpia definirán en un nuevo capítulo de su enconada rivalidad futbolística la primera edición de la Supercopa de Paraguay que a la vez cerrará la temporada del fútbol del país sudamericano.

Cerro Porteño, campeón del Torneo Clausura y equipo con mayor puntuación en la Tabla Anual acumulada, chocará con Olimpia, que llega a esta definición por haber ganado la Copa Paraguay.

El estadio Defensores del Chaco debe presentar lleno en sus tribunas ya que el gobierno paraguayo autorizó el 100 % del aforo.

A la final no acudirán algunas figuras de ambos clubes puesto que algunos extranjeros ya retornaron a sus países y a otros jugadores se les venció el contrato.

Cerro Porteño no podrá tener en cancha a su dupla ofensiva, los argentinos Federico Carrizo y Mauro Boselli, que han viajado para pasar las fiestas navideñas.

El entrenador Francisco ‘Chiqui’ Arce deberá parar formar a Alan Rodríguez y Adrián Martínez para hacer compañía al goleador Robert Morales.

En Olimpia solo ofrece dudas el estado del lateral colombiano Sergio Otálvaro, quien continúa recuperándose de una lesión.

Este juego será clave para el franjeado ya que viene de hacer un Clausura para el olvido en el que terminó en la octava posición de la clasificación, solo un punto por arriba del colista.

En el ataque apostará todo a la sociedad formada por Derlis González y Roque Santa Cruz.

El superclásico se jugará este domingo desde las 19:00 horas (22:00 GMT). EFE

fa/hbr

Publicidad