Publicidad

Santiago de Chile, 8 junio.- Tras un proceso legislativo de siete años, Chile promulgó una ley integral contra la violencia hacia las mujeres, anunció este sábado la ministra de la Mujer y Equidad de Género, Antonia Orellana. La nueva normativa, que fue una de las primeras urgencias legislativas del actual gobierno, se firmó en el Museo de la Educación Gabriela Mistral en Santiago, estableciendo mecanismos robustos para la prevención, protección y reparación de las víctimas de violencia de género.

La ley, que también facilita el acceso a la justicia para las víctimas, refuerza las medidas cautelares y garantiza su supervisión judicial para asegurar su efectiva aplicación. Además, reconoce a los niños y niñas no solo como testigos de violencia, sino como víctimas directas, lo que permitirá implementar medidas de protección más efectivas y evitar la repetición intergeneracional de estos ciclos de violencia.

“Esto permite mejorar la coordinación entre los procedimientos de familia y los penales, para asegurar la seguridad y bienestar de las víctimas”, explicó Orellana durante la ceremonia. La ley también amplía el espectro de protección para incluir delitos de violencia de género que ocurran fuera del ámbito familiar o de convivencia.

La promulgación de esta ley representa un avance significativo en el marco del compromiso de Chile con la Convención de Belém do Pará, ratificada en 1994, y marca un hito en la legislación chilena, treinta años después de la primera ley sobre violencia doméstica.

El ministerio de la Mujer y Equidad de Género, junto con el sistema judicial chileno, el Ministerio Público y las fuerzas policiales, ahora enfocarán sus esfuerzos en la implementación efectiva de esta ley, en un esfuerzo por cambiar radicalmente el enfoque y la respuesta del país ante la violencia de género.

Publicidad