Publicidad

Doha, 4 feb (EFE).- El equipo chino se llevó el oro en el ejercicio acrobático tras imponerse ajustadamente a Ucrania y Estados Unidos, en una final muy ajustada y con menos de dos puntos entre las tres selecciones del podio.

España no pudo mejorar su actuación en el preliminar y prácticamente calcó la misma puntuación. De los equipos punteros se cayó México, que finalmente fue octavo, y emergió Estados Unidos, con el mítico Bill May en sus filas.

Las chinas, equipo en el que colabora la entrenadora española Anna Tarrés, eran las favoritas después del preliminar, pero tuvieron que ganárselo, después de cerrar el preliminar con 247,02 y puntuar tres menos en la final para 244,1767.

Las ucranianas prácticamente calcaron la puntuación del preliminar (243,3 en la final ; 243, 2 en el previo) y las grandes triunfadoras de la final fueron las estadounidenses, con un gran ejercicio, repleto de acrobacias y en el que lucen sus saltadoras.

Rehicieron el camino en la final y de los 220 puntos que presentaron en la calificación se fueron hasta los 242,3 para alcanzar el podio.

Quien perdió esa condición fue México, víctima de dos penalizaciones, y que se fue a la octava plaza y se mantuvo en la cuarta Canadá que consiguió 222,1367 puntos, justo por delante de España, que calcó la clasificación.

España no mejoró a pesar del intento que puso. La plasticidad de las saltadoras Cristina Arámbula y Sara Saldaña, la consistencia del equipo y la fuerza explosiva a realizar, con siete elementos de tensión máxima, saltos, flexibilidad y que no permiten relajarse durante los tres minutos de la rutina, no le permitieron mejorar.

Sin embargo, era la primera vez que presentaban este ejercicio, que está a caballo entre la artística y el espectáculo, así el ejercicio acrobático, que cuenta un tercio del total para la clasificación olímpica.

Como dijo al término del ejercicio, Sara Saldaña ahora el equipo con sus rutinas técnicas y libre se tiene que poner en valor y se lo jugará todo para clasificarse para los Juegos.

“Es una rutina en la que se sufre mucho, porque hacemos muchos elementos de riesgo con las acrobacias, pero a la vez es una rutina que no cansa tanto como otras y la puedes llegar a disfrutar más que otras al darle más energía y más potencia”, dijo.

Saldaña comentó que el equipo está en el camino. “Ahora nos falta demostrar en el técnico y en el libre, donde vamos a demostrar lo que hemos mejorado”, insistió.

La madrileña, una de las dos saltadoras del equipo, recordó las horas de preparación que requieren las acrobacias. “Se sufre, pero cuando salen, que es la mayoría de veces, pues se disfruta más”, dijo.

El ejercicio de España es un mezcla. Inicialmente se abre con una fusión de la ópera ‘Carmina Burana’ y poco a poco se va creando una historia que culmina con el ‘Lose yourself’ de Eminem, una inspiración que vino en la final de la Superbowl de 2021.

Los bañadores de las españoles son negros, con hombreras y una cremallera, y emulan a las guerreras de Zelda. Las españolas, en el caso de clasificarse para los Juegos de París, prometen mejorar la rutina para dar lo mejor de sí.

Francisco Ávila

Publicidad