Ahuachapán (El Salvador), 9 oct (EFE).- Cientos de salvadoreños participaron este sábado en una “caravana por la integración” durante la cual invitaron a los jóvenes a quedarse en el país centroamericano y a no migrar ilegalmente a Estados Unidos o a otros países por el peligro y los riesgos que esto conlleva.

Ciudadanos salvadoreños se manifiestan hoy para invitar a sus compatriotas a quedarse en su país y no migrar, en Ahuachapán (El Salvador). EFE/Rodrigo Sura

Los participantes, en su mayoría jóvenes de diferentes zonas del país, se concentraron en el paso fronterizo de las Chinamas —en el occidental departamento de Ahuachapán— que conecta a El Salvador con Guatemala y luego recorrieron unos 3 kilómetros.

Ciudadanos salvadoreños se manifiestan hoy para invitar a sus compatriotas a quedarse en su país y no migrar, en Ahuachapán (El Salvador). EFE/Rodrigo Sura

“Yo me quedo en El Salvador”, gritaban a una sola voz los participantes durante la caminata.

Alejandro Gutman, presidente de la Fundación Forever y promotor de la actividad, dijo a Efe que “la caminata simbólica es para demostrar que muchos jóvenes, artistas, maestros y adultos (mayores) se quieren quedar en el país”.

“Ellos (los participantes) representan a cientos y millones de salvadoreños que tiene ganas de quedarse en el país, que desean fervientemente quedarse en el país y no migrar. Necesitan el apoyo porque tienen un futuro muy incierto, lo saben, y necesitan de ese apoyo de parte de políticas públicas y de organizaciones internacionales”, expresó.

Gutman señaló que “es necesario que se abrace la Ley del Sistema Nacional de la Cultura de la Integración”, aprobada hace más de un año por el Congreso y la cual fue propuesta por la Fundación Forever para promover la integración como una forma de combatir la violencia y otras problemáticas sociales que afectan principalmente a la juventud salvadoreña.

“Hoy hay modelos, como el de la integración, que está demostrando que provoca unos efectos multiplicadores, eficientes, que mejora sustancialmente las condiciones de vida y eso lo que debemos institucionalizar”, agregó.

De acuerdo con la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), el 65 % de las personas que fueron deportadas a El Salvador en el primer trimestre de 2021 migraron irregularmente por factores económicos, el 21,8 % para reunificar sus familias y el 12,4 % por la inseguridad.

Cerca del 11,7 % de los salvadoreños retornados en los primeros tres meses del 2021 fueron menores de edad con 76 niños y 37 niñas.

Según registros de la Dirección General de Migración, entre las razones que motivan la migración irregular en el país centroamericano se encuentran la búsqueda de mejores condiciones de vida, la reunificación familiar y huir de la violencia.