Publicidad

Santiago de Chile, 12 feb (EFE).- Blaonco y Negro, la empresa que gestiona el club deportivo Colo Colo, eludió hoy su responsabilidad en los graves incidentes violentos que causaron la suspensión el domingo de la final de la Supercopa de Chile, pese a que fueron obra de la “Garra Blanca”, la barra ultra con la que tiene relaciones.

En declaraciones a la prensa, el presidente de la entidad, Alfredo Stöhwing, condenó la acción de los barristas pero quiso desentenderse de los mismos argumentado que Colo Colo no organizaba el partido.

“Condenamos enérgicamente estos hechos. Le hacen mucho daño al fútbol. Lo he dicho todas las veces que hubo hechos de violencia: la violencia no le puede ganar al fútbol”, dijo Stöwhing.

“Este partido se jugó en el Estadio Nacional. No estuvimos a cargo de la organización ni conocemos los controles que se hicieron. Por lo tanto, no corresponde ninguna sanción para el estadio Monumental”, concluyó argumentó el directivo, para el que lo más importante era disputar los minutos que faltan y levantar el titulo.

El partido hubo de suspenderse en el minuto 79 después de que la violencia de la “Garra Blanca” desembocara en un incendio que quemó una parte de la grada y alcanzó el memorial de los detenidos desaparecidos, el monumento nacional que existe en el interior del estadio para recordar a todos los detenidos y desaparecidos encerrados el histórico recinto deportivo durante la brutal represión que siguió al golpe de Estado del Ejército contra el presidente Salvador Allende (1973).

Los incidentes, que comenzaron en el entretiempo con la invasión de parte de la pista de atletismo, causaron 14 heridos. Hoy, la federación chilena decidió que el partido se reanude aunque son precisar ni la fecha ni el lugar

“Lo que hemos conversado es que hay que jugar los minutos restantes para declarar al ganador, para que se mantenga lo que corresponde”, dijo el presidente de Colo Colo, equipo que ganaba 2-0 a Huachipato ciando el partido fue suspendido.

Varias investigaciones periodísticas, entre ellas el libro del escritor y periodista chileno Alberto Arellano, “De quien es Chile, Colo Colo en la era de las sociedades anónimas” han revelado las estrechas relaciones entre los líderes de la barra ultra de Colo Colo, el club y la gestora Blanco y Negro.

El mismo domingo, horas antes de la final, Matías Camacho, presidente del Club Social y Deportivo Colo Colo (CSyD) y miembro igualmente de la mesa directiva de la concesionaria, elogió la acción de la “Garra Blanca” en un mensaje difundido por el diario La Tercera, en relación a la ayuda a los damnificados por los mortales incnedios forestales de la semana pasada en la ciudad costera de Viña del Mar.

“Ayer, como CSyD Colo Colo, junto a nuestros socios, socias, hinchas y barristas, llevamos toda la ayuda recaudada durante la semana”, afirmó.

“Quiero reconocer públicamente el trabajo de la Garra Blanca tantas veces vilipendiada y cuyos barristas se pusieron la 10 en esta tragedia para trabajar con tenacidad y sin descanso. Es fácil resaltar lo malo y omitir lo bueno, yo me saco el sombrero frente a lo que los y las barristas de Colo Colo hicieron en esta tragedia”, afirmó.

Publicidad