Varias personas asisten al centro comercial Santafé hoy, día en el que se reabren todos los sectores económicos, en Medellín (Colombia). EFE/Luis Eduardo Noriega A.

Bogotá/Medellín, 8 jun (EFE).- En una arriesgada apuesta por revivir la economía en medio del peor pico de la covid-19, Bogotá y Medellín, entre otras ciudades colombianas, levantan desde este martes restricciones a sectores cerrados desde el inicio de la pandemia, como el ocio nocturno y eventos deportivos con presencia de público.

Después de los dos meses más letales de la pandemia y una primera semana de junio donde las cifras no van a mejor, con más de 500 casos diarios y máximos históricos de nuevos contagios, el país acumula 3.611.602 contagios y 92.923 muertes por covid-19.

El Ministerio de Salud aprobó un decreto en el que permitía la “reactivación” desde el 1 de junio, donde disponía las bases para una activación de la economía acelerada y segura con el fin de estimular la generación de empleo, uno de factores que puede mitigar la pobreza en la que está sumida el país y que ha originado protestas en todo el país desde el pasado 28 de abril.

ALEGRÍA DE EMPRESARIOS

“Ahora podemos abrir en nuestros horarios normales”, dijo hoy a Efe Gigliola Aycardi, socia fundadora de la cadena de gimnasios Bodytech.

La ejecutiva confió en que en “agosto ya podemos volver a los números del 2019. El 2020 fue un año muy difícil. Las ventas del 2020 fueron apenas del 30 %, esperamos estar al ciento por ciento en el segundo semestre”.

Junto a mayor libertad de horarios para establecimientos, ya que se prescinde del toque de queda, también la medida dará aire sobre todo a la vida nocturna, puesto que se levanta la ley seca para bares y restaurantes, y pone las condiciones para realizar eventos culturales y deportivos y reabrir discotecas.

Así, 10.000 personas tendrán acceso al partido de eliminatoria suramericana entre Colombia y Argentina, en la ciudad caribeña de Barranquilla, elegida por las autoridades para hacer el piloto de la reapertura dada las condiciones sanitarias favorables.

BOGOTÁ ABIERTA

Pese a que Bogotá es el principal foco de la pandemia y superó hace unos días el millón de casos acumulados, la Alcaldía considera que es necesario abrir la economía porque es “apremiante” la necesidad de generar empleo.

“Levantamos el toque de queda, la ley seca, no hay restricciones para la mayoría de los sectores con excepción de los gastrobares que irán hasta la 1 de la mañana”, dijo a Efe la secretaria distrital de Desarrollo Económico de Bogotá, Carolina Durán.

Sin embargo, la alegría por la reapertura no es total. Aclaró que “todavía no hay discotecas, todavía no hay grandes espectáculos” y, que en el caso del fútbol seguirá pero a puerta cerrada.

Esos sectores solo podrán volver a funcionar hasta que la ciudad pase de alerta roja a alerta amarilla, por debajo del 85 % ocupación en camas UCI, y se pedirá al Gobierno Nacional hacer pilotos con estos sectores.

BARRANQUILLA PIONERA, MEDELLÍN SE SUMA

Turistas se toman una fotografía en el sector turístico conocido como Pueblito Paisa hoy, día en el que se reabren todos los sectores económicos, en Medellín (Colombia). EFE/Luis Eduardo Noriega A.

Barranquilla, que ya pasó lo peor de este pico, inició la semana pasada la reapertura de todos los sectores económicos que, hasta el momento, habían estado restringidos por la pandemia.

Están autorizados eventos de carácter público y privado, lo que incluye conciertos, eventos masivos y deportivos, además de la reapertura de discotecas, siempre acatando las normas de bioseguridad: un aforo máximo del 25 % de la capacidad de la infraestructura donde se realice el evento, siempre que la ocupación de camas UCI se mantenga inferior al 85 %, ya que de ser así, no se permitirán los eventos que superen las 50 personas.

Medellín también se unió a la reapertura dentro de un “nuevo pacto” por la recuperación social y económica, con la pretensión de devolver 15.000 empleos, es decir, el 50 % de los puestos de trabajo que se perdieron en la capital de Antioquia desde el comienzo de la pandemia.

“Hoy iniciamos un proceso de reactivación segura. Ya se acaban los toques de queda en Medellín”, expresó el alcalde de Medellín, Daniel Quintero.

Esta reapertura permite a unos 3.000 establecimientos comerciales, entre ellos restaurantes, gastrobares y bares, abrir sin restricciones, además marca la finalización de medidas como toque de queda, ley seca y pico y cédula.

La ciudad, que aún no ha superado la fase crítica que inició en abril por el colapso de su sistema hospitalario, se prepara para el Festival Internacional del Tango, que se realizará al aire libre entre el 24 y 30 de junio, mientras que las ferias Colombiamoda y Colombiatex activan sus pasarelas y stands del 27 al 29 de julio.

ALARMAS EN LA COMUNIDAD CIENTÍFICA

Varias personas asisten al centro comercial Santafé hoy, día en el que se reabren todos los sectores económicos, en Medellín (Colombia). EFE/Luis Eduardo Noriega A.

Pese al optimismo de algunos, la comunidad científica, académica y médica hicieron un llamado al Gobierno para “retardar” la reapertura en todo el país.

En un comunicado, manifestaron que el “momento actual es el menos oportuno para iniciar una apertura económica en el país” y que para hacerlo se hacen necesarias medidas y condiciones epidemiológicas propicias.

Alegan que el país padece el impacto de un crecimiento progresivo del tercer pico, con altos índices de muertes y contagios, colapso de la red hospitalaria y desabastecimiento de oxígeno e insumos, entre otros.

“Es indispensable la implementación de estrategias de acción integral territorializadas y programas de alfabetización en salud y acciones informativas a las comunidades y a la sociedad, para mitigar el impacto de la pandemia, incluyendo el compromiso de acelerar masivamente la vacunación”, detallan.

La vacunación avanza fluida en el país y se han aplicado 11.733.523 vacunas, de las cuales 3.471.207 corresponden a segundas dosis, es decir, Colombia tiene al 9,8 % de la población objetivo inmunizada con dos dosis y casi el 33 % con solo una dosis.