Publicidad

Valencia, 11 de junio.- Tres seguidores del Valencia CF han sido condenados a ocho meses de prisión y prohibidos de entrar a cualquier estadio de fútbol durante dos años tras ser hallados culpables de emitir insultos racistas. Los incidentes, que tuvieron lugar en el estadio Mestalla, estuvieron dirigidos contra Vinícius Jr, jugador del Real Madrid, durante un partido el pasado 21 de mayo.

El altercado ocurrió en un enfrentamiento liguero entre Valencia y Real Madrid, donde Vinícius Jr reportó haber sido víctima de abusos racistas por parte de algunos aficionados situados en la Grada de Animación. El partido fue detenido momentáneamente mientras el jugador señalaba a uno de los ofensores, lo que llevó a LaLiga a presentar una denuncia esa misma noche. Posteriormente, gracias a las cámaras internas del estadio de Mestalla, se logró identificar a otros dos implicados.

Además de la pena de cárcel y la prohibición de acceso a los estadios, los condenados deberán enfrentar el pago de las costas procesales. Este caso subraya la continua lucha contra el racismo en el deporte y las medidas cada vez más estrictas que se están tomando para erradicar este tipo de conductas en el fútbol español.

Publicidad