Publicidad

Washington, 16 mayo.- Legisladores demócratas en Estados Unidos han instado al gobierno de Joe Biden a otorgar el Estatus de Protección Temporal (TPS) a los migrantes ecuatorianos, citando la grave violencia en su país de origen como motivo de preocupación. En una conferencia de prensa, el congresista Adriano Espaillat destacó las duras circunstancias que enfrentan las familias ecuatorianas que han llegado a Estados Unidos buscando seguridad y empleo.

El TPS permite a los ciudadanos de países afectados por violencia o desastres naturales vivir y trabajar en Estados Unidos. Espaillat subrayó la necesidad de proteger a estos migrantes de la deportación y de facilitarles permisos de trabajo para que puedan sostener a sus familias y contribuir a la economía estadounidense.

Por su parte, el congresista Jesús García señaló el deterioro de la situación en Ecuador, describiéndolo como un cambio drástico de un país pacífico a uno con la tasa de homicidios más alta de América Latina. “Ha habido una explosión del crimen organizado y la violencia de pandillas”, dijo García, mencionando que los grupos armados han amenazado a periodistas, instituciones médicas y líderes comunitarios.

García afirmó que es responsabilidad de Estados Unidos proporcionar estabilidad a los ecuatorianos que buscan refugio. El TPS, establecido por el Congreso en 1990, es temporal y su renovación o extensión depende del Ejecutivo.

Actualmente, 16 países están designados bajo el TPS, incluyendo El Salvador, Haití, Honduras, Nicaragua y Venezuela, beneficiando a más de 700,000 personas que viven y trabajan en EE.UU. bajo esta protección, según datos del Departamento de Seguridad Nacional.

Publicidad