Publicidad

Quito, 6 feb (EFE).- La Corte Constitucional de Ecuador aceptó este martes una propuesta de reforma a la carta magna, que será sometida a referendo, y que permite a las Fuerzas Armadas ejecutar acciones en el ámbito de la seguridad interna de manera “extraordinaria, complementaria y regulada”.

El Constitucional también emitió sendos dictámenes favorables a otras cuatro enmiendas legales que impulsa el Gobierno sobre extradición, judicaturas especiales en materia constitucional, arbitraje entre el Estado y privados, y contratos laborales por horas.

Todo el proceso se enmarca en la propuesta del presidente del país, el empresario Daniel Noboa, para convocar a una consulta popular multitemática que busca acabar con la alta inseguridad, mejorar el empleo y promover las inversiones.

La Corte Constitucional, en un comunicado, anunció que emitió un dictamen favorable sobre la modificación de las funciones de las Fuerzas Armadas en la seguridad interna del Estado, ya que la carta magna les asigna exclusivamente el control externo del país.

El dictamen obedece a una acción de la Asamblea Nacional (Parlamento) que el pasado 21 de diciembre aprobó una iniciativa del Ejecutivo para reformar parcialmente el artículo 158 de la Constitución, lo que permitiría a las Fuerzas Armadas brindar apoyo complementario a la Policía en la lucha contra la delincuencia.

La Corte, no obstante, eliminó frases y consideraciones de la reforma que, según apuntó, “podrían afectar la plena libertad del electorado”.

Dicha reforma establece que las funciones de coordinación entre militares y policías estarán supeditadas a las disposiciones del presidente de la República y se ceñirán a los delitos de narcotráfico, blanqueo de activos, tráfico de armas, terrorismo, minería ilegal, extorsión e intimidación y delincuencia organizada.

Del mismo modo, la reforma establece que el apoyo complementario de militares podrá brindarse cuando exista una grave conmoción interna en el sistema penitenciario.

Sobre las otras cuatro enmiendas constitucionales revisadas en un segundo control legal, la Corte informó que emitió dictámenes favorables sobre la “eliminación de la prohibición constitucional de extradición de personas ecuatorianas” y “la incorporación de judicaturas especializadas en materia constitucional”.

También aprobó las enmiendas sobre “la permisión del arbitraje internacional entre el Estado y las personas privadas” y la “incorporación de contratos por horas y plazo fijo al régimen laboral”.

No obstante, condicionó a que el presidente Noboa “efectúe cambios concretos y verificables en cada una de las propuestas” para “garantizar la claridad y lealtad de estas hacia el electorado”.

La Corte Constitucional había validado diez de las veinte preguntas planteadas por el presidente Noboa para ser incluidas en su plebiscito.

La consulta popular fue promovida por Noboa desde antes de empezar su mandato el pasado 23 de noviembre, cuando reemplazo al conservador Guillermo Lasso (2021-2023), quien le heredó una aguda crisis de inseguridad y delicados problemas económicos.

La mayoría de las preguntas de esa consulta están orientadas a solucionar el “conflicto armado interno” que Noboa declaró contra las bandas del crimen organizado, a las que ha calificado de “terroristas” y a las que atribuye la oleada de violencia desatada en cárceles y calles del país en los últimos tres años.

Publicidad