Publicidad

Madrid, 19 ene (EFE).- Costa Rica se muestra segura de recuperar este año el 100 % de todos los viajeros extranjeros que recibió en 2019, antes de la pandemia, pese a que organismos internacionales prevén que sea en 2024-2025, y se apoya para lograrlo en una estrategia de sostenibilidad, accesibilidad e innovación.

Además, de participar en la Feria Internacional de Turismo de Madrid (Fitur 2023), una de las más importantes del mundo, para reforzar el mercado español y el europeo en general, dijo este jueves el ministro William Rodríguez en una entrevista con EFE.

Fitur, que celebra hasta el domingo, es una herramienta “importantísima” desde el punto de vista de retorno de la inversión, comentó

El Gobierno costarricense, dedicado a la promoción, trabaja “hombro con hombro” con el sector privado, que hace los negocios, como las 36 empresas presentes en esta edición de la feria.

“Nosotros nos entendemos la labor del Instituto Costarricense de Turismo desde un escritorio, preparando proyectos, planes, estrategias sin tener en cuenta lo que el sector privado está demandando y necesitando”, argumentó. “Sencillamente está en nuestro ADN trabajar en conjunto con el sector privado”.

NOVEDADES

Constató que el mercado turístico es mas competitivo y cambia; después de la pandemia se ha hecho “menos familiar”, no tanto de padres con hijos, sino que ahora se viaja más con amigos, varias parejas, y tal vez son turistas un poco más jóvenes.

Pero sin renunciar nunca a un concepto turíitico “vital” para Costa Rica, el de la sostenibilidad económica, social y ambiental, apostilló.

“No nos podemos apartar de esa ruta, nos hemos caracterizado por eso durante muchos años y no podemos cambiar de la noche a la mañana”, subrayó.

A esto se añaden dos pilares más de la estrategia futura, la accesibilidad de personas con limitaciones de movimiento y discapacidades sensoriales para que puedan también vacacionar; y la innovación porque, para seguir creciendo, hay que ofrecer productos nuevos.

“No se trata solo de que más gente llegue, sino que más días se quede y gaste más, nosotros eso lo tenemos claro, son nuestros principales pilares de la estrategia 2022-20027”, según Rodríguez.

Por ello, Costa Rica empieza a apostar con más fuerza por captar nómadas digitales procedentes de otros países, como EEUU.

Y el otro punto de interés, destacó, es el sector turístico náutico. “Es un turismo que cada vez tienen mas aceptación, más personas tienen yate”; y también el llamado “turismo de expedición”, barcos que tocan varios puertos, hasta tres, dentro del mismo país, pues suelen ser viajeros de alto poder adquisitivo.

Rechaza que sean de interés para Costa Rica los cruceros gigantes de miles de personas (“no son turistas, sino cruceristas”) porque recalan menos de 24 horas el destino.

“Estamos enfocados en esos aspectos, además de lo que el mundo nos conoce en turismo de aventura y naturaleza”, añadió.

Sobre el turismo náutico, reconoció la ventaja de ser un país interoceánico, si bien el litoral caribeño necesita infraestructuras que ya tiene el pacífico (marinas y puertos para barcos de 500 o 600 personas).

RECOBRAR LOS VIAJEROS POR TIERRA

El año 2022 terminó en Costa Rica con 2,35 millones de turistas internacionales, aún un 24 % por debajo de los niveles de 2019, antes de la pandemia.

Las previsiones de la Organización Mundial del Turismo (OMT) y de otras entidades especializadas son que países como este, “chiquitos y con un producto tipo boutique”, tendrían que esperar hasta 2024-2025 para recuperarse totalmente, explicó Rodríguez.

“Nosotros nos hemos propuesto, con una estrategia específica, que sea 2023 el año de la recuperación total”, se mostró contundente.

El años 2022 crecó un 72 % respecto a 2021 y se puede ganar el resto del turismo perdido este año: “Estamos seguros de que lo podemos lograr”.

Precisó que esa diferencia de un 24 % inferior en comparación con 2019 se debe a menos turismo “terrestre”, por lo que el Gobierno trata de averiguar quiénes son estos viajeros que se han perdido desde la pandemia, sobre todo de dónde proceden.

Mencionó un “clima de preocupación” en la mayoría de los países centroamericanos por los movimientos migratorios, aunque se mostró cauto sobre las causas reales hasta tener “los números a mano” para diseñar y aplicar las medidas adecuadas para recuperar ese turismo.

Respecto a la debilidad del mercado europeo en comparación con EEUU (1,25 millones de turistas estadounidenses en 2022), explicó que, tradicionalmente, el turista prefiere viajes de corta distancia, más con la pandemia.

En el caso de Europa, añadió, a las aerolíneas les ha costado mucho recuperar el número de conexiones, aparatos y personal Además, y se necesitan aviones de fuselaje ancho para volar a Costa Rica y los fabricantes no abastecen.

Publicidad