Publicidad

Buenos Aires, 29 nov (EFE).- La vicepresidenta argentina, Cristina Fernández, tildó este martes de “pelotón de fusilamiento” al tribunal ante el que expresa sus palabras finales en el juicio en el que se la acusa de irregularidades en la concesión de obra pública en el tiempo en el que fue presidenta (2007-2015).

Por videoconferencia desde su despacho del Senado, Cámara de la que es titular, recordó que en diciembre de 2019, cuando los había acusado de “tribunal de lawfare”, fue “muy generosa”, después de todo lo que le ha tocado vivir, en relación a la acusación y al fallido atentado que sufrió el 1 de septiembre último, por el que hay tres detenidos.

La vicepresidenta está acusada de haber cometido delitos de asociación ilícita y administración fraudulenta de fondos públicos, por lo que, el pasado 22 de agosto, la Fiscalía pidió para Fernández una condena de 12 años de prisión y la inhabilitación para ejercer cargos públicos de por vida.

Publicidad