Publicidad

La Habana, 22 mar (EFE).- El Gobierno de Cuba condenó este viernes el atentado terrorista perpetrado en la sala de conciertos de un centro comercial en las afueras de Moscú, que dejó un saldo de al menos 40 personas muertas y más de un centenar de heridos.

“Cuba condena el atroz acto terrorista ocurrido en la región de Moscú”, escribió en redes sociales el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel.

El mandatario también expresó sus “sinceras condolencias al Gobierno y pueblo de la Federación de Rusia por la pérdida de vidas humanas y los numerosos heridos”. Extendió además su mensaje de pésame a los familiares y allegados de las víctimas.

El ministro cubano de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez, también condenó el acto terrorista. “Nuestras más sentidas condolencias al pueblo y gobierno de Rusia, en especial a familiares y allegados de las víctimas”, escribió en redes sociales.

El ataque terrorista fue realizado por un grupo de hombres con armas automáticas y vestidos con ropa de camuflaje en la sala de conciertos Crocus City Hall de la ciudad de Krasnogorsk, al noroeste de Moscú, durante la actuación del grupo de rock Piknik, según informó el Servicio Federal de Seguridad (FSB).

Tras los disparos realizados por al menos tres personas tuvo lugar una explosión y se declaró un incendio, según informó la agencia oficial RIA Nóvosti.

En las imágenes divulgadas por asistentes al concierto en las redes sociales se ve cómo varios hombres disparan contra la multitud a la entrada en la sala de conciertos.

El alcalde de Moscú, Serguéi Sobianin, suspendió todas las actividades masivas previstas para el fin de semana en la capital rusa, mientras las autoridades han extremado la seguridad en los aeropuertos internacionales en previsión de nuevos ataques.

Publicidad