LA HABANA, 11 Dic (AP) — Cuba utilizará únicamente el peso cubano como medio de pago a partir del 1 de enero, informaron el jueves las autoridades, una decisión que implica la unificación monetaria luego de más de 25 años de circulación de dos monedas nacionales.

El presidente Miguel Díaz-Canel dio a conocer la medida en un enlace en cadena nacional de radio y televisión, en el que estuvo acompañado del primer secretario del poderoso Partido Comunista de Cuba y también ex gobernante, Raúl Castro.

El peso cubano tendrá un cambio de 24 por cada dólar, indicó Díaz-Canel.

A pesar de que desde hace varios años el gobierno había reconocido las dificultades de tener dos monedas y distintos tipos de cambio, no había llevado a cabo una reorganización debido al impacto negativo — como una posible inflación, entre otros — que, según los expertos, podría generar la decisión en un país como Cuba y su fuerte política estatal.

La medida llega en el marco de una importante crisis económica derivada de una economía improductiva y castigada por las sanciones impuestas por Estados Unidos –luego de que el presidente Donald Trump buscara explícitamente asfixiar las finanzas de la isla– y la paralización relacionada con la pandemia de coronavirus.

“Reiteramos la trascendencia e importancia de esta tarea, que pondrá al país en mejores condiciones para llevar a cabo las transformaciones que demanda la actualización de nuestro modelo económico y social sobre la base de garantizar a todos los cubanos la mayor igualdad de oportunidades, derechos y justicia social”, expresó Díaz-Canel.

“Ya se ha expresado que la tarea de ordenamiento no constituye por sí misma la solución mágica a todos los problemas presentes en nuestra economía. Sin embargo, favorecerá la creación de las condiciones necesarias para avanzar de manera más sólida”, agregó el presidente.

A la fecha, circulan en Cuba el peso convertible o CUC –oficialmente en paridad con el dólar– y el peso cubano, cuyo cambio es de 24 por un CUC.

El peso cubano — única moneda a partir de enero — es el que recibe principalmente la población como salario, mismo que utiliza para el pago de alimentos y servicios domésticos como luz o gas. Sin embargo, en algunas tiendas donde se ofertan productos de primera necesidad o aseo el pago es con CUC.

Agobiado por la falta de liquidez, el gobierno abrió recientemente otros comercios en los que se acepta el pago con dólares. Las autoridades dijeron que estos permanecerán incluso después de que se unifiquen las monedas nacionales.

La doble circulación monetaria comenzó entre 1993 y 1994, como “una de las medidas en el país para afrontar la crisis económica” que siguió a la caída de la Unión Soviética –principal aliada de la isla– explicó el economista Armando Nova en un artículo publicado en el portal oficial Cubadebate.

La existencia de dos monedas de circulación legal suele imposibilitar las cuentas nacionales del país, al tiempo que muchas personas en la isla ven cómo sus salarios en pesos cubanos pierden poder adquisitivo debido a que algunos de los productos se tasan en CUC, por lo que deben cambiar parte de sus ingresos a esta moneda.

Los expertos y los funcionarios reconocieron los perjuicios de la doble circulación monetaria y los diversos tipos de cambio, pero también advirtieron que una unificación apresurada podría ocasionar un descontrol y empeorar la crisis económica.