Publicidad

Madrid, 2 feb (EFE).- Cuando Antoine Griezmann marcó el 0-1 en el minuto 53 con el que el Atlético de Madrid doblegó al Real Madrid el 27 de febrero de 2016, no presuponía el conjunto rojiblanco que no volvería a ganar en el territorio del club blanco, ocho veces en el Santiago Bernabéu y una en el Alfredo Di Stéfano, en sus nueve derbis posteriores.

La racha negativa va desde el 8 de abril de 2017, con un empate en LaLiga EA Sports (1-1), también con el internacional francés como goleador, hasta el último precedente, hace casi un año, el 25 de febrero de 2023, con otro 1-1, esta vez con el 0-1 anotado por José María Giménez en el minuto 78 nivelado en el 85 por Álvaro Rodríguez.

Entre uno y otro momento, el Atlético perdió cinco encuentros: el 2 de mayo de 2017, con aquella dolorosa derrota por 3-0 en el duelo de ida de las semifinales de la Liga de Campeones, con un ‘triplete’ incontestable de Cristiano Ronaldo; el 1 de febrero de 2020 por 1-0, con el tanto de Karim Benzema; el 12 de diciembre de 2020 en Valdebebas, con un 2-0; el 12 de diciembre de 2021 con otro 2-0; y el 26 de enero de 2023 con el 3-1 en la prórroga en los cuartos de final de la Copa del Rey, en su penúltima visita a Chamartín.

A la vez, en ese recorrido, aparte del último 1-1 y del 1-1 del 8 de abril de 2017 con el que comenzó la actual secuencia negativa, el Atlético también igualó dos veces con el Real Madrid, tanto el 8 de abril de 2018 (1-1) como el 29 de septiembre de 2018 (0-0), ambos en la competición liguera, para completar sus nueve visitas seguidas sin triunfo.

No es la peor racha del Atlético en ese sentido. Hay tres más largas. Más frustrantes. La última, la más reciente, cuando encadenó 14 años sin ganar al ‘eterno’ rival, con doce duelos incluidos en el Santiago Bernabéu, hasta aquel 17 de mayo de 2013 en el que Simeone derribó esa barrera entonces inabordable con la victoria por 1-2 en la prórroga de la final de la Copa del Rey, con el gol de Joao Miranda. El envión para todo lo que ha venido después.

Tampoco fue la más extensa aquella. Está por encima de los 11 choques sin vencer del Atlético en el campo del conjunto blanco que atravesó entre el 21 de diciembre de 1957 y el 23 de mayo de 1964, pero por debajo de los catorce derbis que no ganó sucesivamente al Real Madrid entre el 3 de noviembre de 1973 y el 30 de octubre de 1983.

Publicidad