Publicidad

Bogotá, 22 nov (EFE).- Las autoridades colombianas detuvieron a cinco personas que hacían parte de una red de extorsiones vinculada a la disidencia del Frente 33 de las antiguas FARC que operaba en el departamento de Norte de Santander (fronterizo con Venezuela) y a la que se le acusa de incendiar camiones.

Un soldado (i) fue registrado este lunes, 22 de noviembre, al prestar seguridad junto a un camión que fue incendiado la víspera, en una carretera del departamento de Norte de Santander (Colombia). EFE/Mario Caicedo

“La Fiscalía judicializó a cinco presuntos integrantes de esta estructura responsable de exigir dinero a comerciantes, transportadores y mineros en zona de frontera con Venezuela. También se les atribuye la quema de vehículos de carga y otras acciones violentas en Norte de Santander”, detalló esa institución en un comunicado.

Las diligencias en las que fueron detenidos los cinco hombres fueron realizadas por la Fiscalía y la Policía en Cúcuta, capital departamental de Norte de Santander.

“El material de prueba permitió conocer que esta estructura quemaba los vehículos de carga o activaba artefactos explosivos contra los locales comerciales de las víctimas que no cumplían con las exigencias económicas”, agregó la información.

Según la Fiscalía, estos hombres presionaron el pasado 4 de octubre en el municipio de Chitagá a una persona para que firmara un documento en el que supuestamente vendía por 300 millones de pesos (61.000 dólares) un título minero que estaba a su nombre.

“El dueño del terreno no accedió a la petición y durante varios días personas armadas lo amenazaron en su lugar de residencia”, añadió la Fiscalía.

El líder de la red es Pedro Antonio Franco Rodríguez, alias “El Viejo”, quien era el “encargado de seleccionar a las víctimas y, en algunos casos, las citaba a los campamentos de las disidencias localizados en zona de frontera para aumentar el nivel de intimidación”.

“Las evidencias dan cuenta de que mantenía contacto directo con alias ‘Jhon Mechas’ (jefe del Frente 33) y otros cabecillas para proveerles apoyo logístico y rendirles cuentas sobre los dineros obtenidos”, añadió la información.

CAMIONES QUEMADOS

Estas detenciones se conocen horas después de que hombres armados incendiaron siete camiones que circulaban con carga por una de las principales carreteras del departamento de Norte de Santander.

La acción terrorista fue perpetrada por al menos cinco hombres armados con fusiles y que vestían prendas de uso privativo de los militares, que interceptaron los vehículos en la carretera entre Cúcuta y Ocaña, la segunda ciudad de ese departamento.

Según denunciaron los conductores de los camiones, los atacantes los interceptaron cuando circulaban por el sector de La Curva, donde los obligaron a descender de los vehículos y enseguida les prendieron fuego, para luego internarse en las montañas.

Publicidad