Publicidad

Bogotá, 15 mar (EFE).- Las autoridades colombianas desmantelaron la mayor banda dedicada al contrabando del país, señalada de ser responsable del ingreso de mercancías provenientes de Estados Unidos, Asia y Europa, y detuvieron a cinco personas, entre ellas al ‘zar’ del contrabando en el puerto de Buenaventura, el principal del Pacífico, y a un excoronel y un mayor de la Policía

La fiscal general encargada, Martha Janeth Mancera, y el director de la Policía, el general William René Salamanca, detallaron este viernes en una rueda de prensa que esta red estaría encargada de la entrada irregular de, por lo menos, el 80 % de la mercancía de contrabando que se mueve por los puertos del país.

Entre los cinco detenidos destaca a Ricardo Orozco Baeza, también conocido con los alias de ‘El Bendecido’ o ‘El Zar’, quien estaría involucrado en el pago de sobornos a funcionarios que ejercen control en la zona portuaria de esta ciudad para que facilitaran la entrada ilegal de la mercancía y tiene cerca de 200 predios producto del contrabando, según la información de estos dos entes.

Junto a este, fueron detenidos dos altos funcionarios de las fuerzas de seguridad: el coronel en retiro Alexander Galeano Ardila y el mayor de la Policía Mario Andrés Sarmiento.

Galeano Ardila, al parecer, se encargaba de contactar y pagar a oficiales activos para permitir el paso de los cargamentos, mientras que Sarmiento se encargaba de ser el vínculo para que los agentes permitieran el tránsito de los vehículos que llevaban el contrabando.

“En tres meses de actividades investigativas, se acreditaron eventos en los que esta red habría pagado 902 millones de pesos (más de 230.000 dólares o más de 210.000 euros) a servidores que cumplían funciones de vigilancia y control aduanero”, agregó la Fiscalía.

Las detenciones fueron realizadas por la Dirección de Investigación Criminal de la Policía Nacional de Colombia (Dijin) y la Fiscalía en las ciudades de Bucaramanga, en el departamento del Santander (oriente), y Cali, en el Valle del Cauca (occidente).

Los señalados serán imputados con los delitos de concierto para delinquir agravado con fines de contrabando y cohecho.

Esta operación representa, según las autoridades, el golpe más grande al contrabando en el país, pues esta estructura, cuyo funcionamiento consistía en la gestión semanal del acceso ilegal de 30 contenedores con textiles, calzado, cigarrillos y otros productos.

Según la Fiscalía, esto habría representado una renta ilícita que ascendió en un año a ocho billones de pesos (unos 2.059 millones de dólares o 1.891 millones de euros).

El presidente colombiano, Gustavo Petro, declaró en su cuenta de X que este es “este es el golpe más grande dado al contrabando en la historia de Colombia”.

También anunció que “la operación continúa para hacer efectiva la captura de un importante cabecilla que está en proceso de ubicación”.

Publicidad