Madrid, 10 nov (EFE).- La secuencia de periodos de grandes descuentos en el comercio, que concluye con las rebajas de enero, se inicia mañana, jueves, con el “Día del soltero” o 11-N gestado por vía electrónica en China, que se anticipa en dos semanas a los más generalizados “Black Friday” y “Ciber Monday”, ambos de origen estadounidense.

El control mundial de la pandemia del coronavirus predice un 11-N especialmente fructífero en términos de ventas si no fuera por la reciente crisis y presiones sobre la cadena de suministros, la reapertura de mercados y los problemas de China.

La fecha supone ya un enclave para el “ecommerce” desde que la compañía china Alibaba la registró como marca en 2009. Las compañías se han ido sumando a las promociones. PcComponentes, MediaMarkt, H&M o Zalando están en la lista, por ejemplo.

La cita servirá, además y de forma imprevista, como un primer test para evaluar las tensiones comerciales, los retrasos en algunos materiales y los problemas de logística con el horizonte puesto en el “Black Friday” del 26 de noviembre, viernes.

Desde este “Black Friday” hasta Navidad, las tiendas “online” disfrutarán de la época de mayor actividad del año, con hasta un 92 % más de pedidos durante las próximas semanas en el comercio minorista, según los datos de la plataforma Sendcloud.

Sin embargo, el Día del Soltero se ha convertido ya en una antesala clave para conseguir grandes ofertas “online” y como oportunidad para adelantar las compras de Navidad.

El Corte Inglés, el gran almacén por excelencia en España, inicia esta misma noche, a partir de las 22:00 horas, cuatro días de descuentos y ofertas en todas las áreas de venta.

La campaña se extenderá hasta el próximo domingo para celebrar el “Día Mundial del Shopping”, que es otra forma de denominar al originario Día del Soltero.

Para mañana, la plataforma especializada Chollometro aconseja para las compras tener en cuanta el horario, ya que la celebración de este día es de origen chino (Aliexpress, GearBest o Pinduoduo), para que no se te agote oferta alguna.

Sugiere también que se preste atención a los gastos de envío, pues muchas de estas tiendas tienen su sede en China y es posible que el envío algunas veces dispare el precio de la oferta o que llegue con más retraso de lo planificado, y poner atención en las devoluciones.

Publicidad