Publicidad

Jerusalén, 21 mar (EFE).- El Gobierno de la Franja de Gaza, controlado por Hamás, denunció este jueves que 13 pacientes han muerto en las últimas horas en el hospital Shifa por la falta de medicamentos, oxígeno y electricidad como consecuencia de la operación militar del Ejército israelí por cuarto día consecutivo.

“El ejército de la ocupación ‘israelí’ mató deliberadamente a 13 pacientes en el complejo médico Shifa, privándolos de medicamentos, soluciones, electricidad, recargas y oxígeno desde que ocupó el hospital hace cuatro días”, indicó la oficina de prensa del Gobierno gazatí en un comunicado.

Mientras, el Ejército aseguró hoy que ha detenido a más de seiscientos supuestos combatientes y eliminado a unos 140 en los combates desatados estos cuatro días dentro y en los alrededores del hospital, utilizado para “fines terroristas” por cientos de milicianos que se habrían reagrupado dentro de él.

Las autoridades gazatíes aclaran que los 13 pacientes fallecidos se encontraban en la unidad de cuidados intensivos, donde hay otros 22 enfermos que necesitan tratamiento urgente o su vida también corre peligro, mientras que el hospital alberga a numerosos heridos cuyas heridas se están infectando y pudriendo ante la falta de desinfectantes.

Entre los muertos, cuatro pacientes estaban conectados a ventiladores en la UCI, que dejaron de funcionar porque el Ejército israelí “cortó la electricidad y el oxígeno para matarlos”, aseveró el Gobierno del enclave, donde los fallecidos desde que comenzó la guerra el 7 de octubre rozan los 32.000.

“Los médicos y enfermeras del hospital fueron arrestados, sacados de sus respectivos departamentos, fueron obligados de desnudarse para registrarlos y se les impidió el acceso a las habitaciones de los pacientes o a la farmacia”, afirma el comunicado.

El Ejército israelí asedió la madrugada del lunes con tanques y francotiradores y atacó por cuarta vez desde que empezó la guerra en la Franja el hospital Shifa de la ciudad de Gaza, el más importante del enclave, donde se refugiaban más de 30.000 desplazados.

“Altos funcionarios de Hamás han sido detenidos, más de 140 terroristas eliminados en encuentros cuerpo a cuerpo y agentes de la Yihad Islámica se entregaron”, informó un comunicado castrense, que indica que los soldados de la Fuerzas de Defensa y agentes del servicio de inteligencia Shin Bet continúan las búsquedas de sospechosos en el Shifa.

El Ejército afirmó que durante los registros en el hospital se descubrió numeroso armamento y documentos de inteligencia que contribuyen a los avances de la guerra.

Entre los miembros de la Yihad Islámica que se entregaron, el Ejército citó a Huasem Salama, responsable de inteligencia y jefe del equipo de observación de la Brigada de Gaza, y su hermano, Wissam Salama, encargado de propaganda del grupo islamista.

Entre los detenidos figuran tres altos cargos de Hamás en Cisjordania ocupada, que dirigían “la actividad terrorista en Judea y Samaria (Cisjordania): Omar Azida, jefe del comité de Nablus; Mahmud Kwasma, quien “planeó y financió el secuestro y asesinato de tres adolescentes israelíes en 2014”; y Hamdallah Hassan Ali, uno de los principales promotores de la “actividad terrorista” en esa zona en los últimos años.

“Los combates en la zona del hospital continúan con importantes enfrentamientos con el enemigo e intercambios de disparos”, señaló el Ejército.

Publicidad