San Salvador, 3 nov (EFE).- Las diputadas opositoras Anabel Belloso y Dina Argueta presentaron este miércoles ante el Congreso de El Salvador una propuesta para la creación de un sistema de búsqueda y localización de personas desaparecidas, en momentos en que dicho fenómeno ha causado alarma entre los ciudadanos.

La iniciativa surge por “el alza de personas desaparecidas en los últimos meses”, dijeron a la prensa las parlamentarias del izquierdista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN).

Argueta señaló que a julio del año en curso había 610 personas desaparecidas e indicó que “muy probablemente estos casos han aumentado en los últimos meses”.

“Vemos con preocupación el alza en el tema de las personas desaparecidas en el país (…) vemos con preocupación que el Estado mismo se ha vuelto inoperante ante esta situación”, dijo la diputada.

El documento contiene una propuesta de ley para la creación del Sistema Nacional de Búsqueda, Localización y Recuperación de Personas Desaparecidas y el principal objetivo es que se reduzca el plazo para la búsqueda de personas, ya que actualmente es de 72 horas.

En las redes sociales se comparten diversas denuncias de personas desaparecidas, principalmente jóvenes, y diversos internautas han mostrado su preocupación por el fenómeno.

Silvia Elisondo, portavoz de la iniciativa digital Alerta Raquel en la que la ciudadanía comparte fotos e información de personas desaparecidas, dijo recientemente a Efe que en lo que va del año han emitido en redes sociales 172 alertas tempranas de desapariciones.

“La mayoría son de menores de edad, el promedio es de 15 a 17 años. Principalmente en la zona urbana del departamento de San Salvador (centro)”, sostuvo.

La cifra de denuncias de desapariciones entre enero y abril de 2021 se dispararon aproximadamente un 112 %, respecto al mismo lapso de 2020, de acuerdo con cifras de la Fiscalía brindadas a Efe en mayo pasado.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) urgió la semana pasada en una audiencia a El Salvador a adoptar medidas “preventivas” a la problemática de las desapariciones forzadas, un delito que, según organizaciones de derechos humanos de ese país, ha sufrido un “considerable aumento”.

Publicidad