Publicidad

Bogotá, 2 jun (EFE).- Un grupo de congresistas del partido Alianza Verde, que hace parte de la coalición mayoritaria de Gobierno colombiano, radicó este jueves una proposición para archivar la reforma a la salud, una de las grandes apuestas del presidente Gustavo Petro, antes del inicio del segundo debate la Cámara de Representantes, dificultando la continuidad del trámite legislativo.

El congresista Daniel Carvalho, de ese partido, compartió a través de su cuenta de Twitter la proposición de archivo, alegando que lo que se necesita es “una reforma que cuente con legitimidad, amplio debate, seguridad jurídica y suficiente consenso social”.

La proposición está firmada por la mitad de Alianza Verde, entre los que destacan Katherine Miranda, Jennifer Pedraza, Julia Miranda, Cristian Avendaño y el propio Carvalho, que se suman a las presentadas previamente por los opositores de Cambio Radical y Centro Democrático, así como los independientes del Partido Conservador.

Este nuevo obstáculo para la aprobación de la reforma a la salud llega desde el propio seno de la coalición de Gobierno, ya que Alianza Verde se sumó al Pacto Histórico de Petro y le dio su apoyo para formar mayoría.

No obstante, una parte de este partido considera insuficiente el respaldo social obtenido por la propuesta de reforma y aboga por un debate más profundo en busca de apoyos, a pesar de que una de sus compañeras de partido, la congresista Martha Alfonso, es la coordinadora ponente del proyecto.

En este sentido, y tras conocer la decisión, Alfonso mostró su malestar con sus compañeros de bancada, además de acusar a los partidos opositores de buscar dinamitar la coalición de Gobierno durante el debate de este jueves en la Cámara.

Finalmente la sesión en la Cámara Baja del Congreso se levantó poco antes de las 15.00 hora local (20.00 GMT) y se reanudará el próximo martes 6 de junio.

UNA REFORMA POLÉMICA

La reforma a la salud está siendo una de las grandes dificultades para el Gobierno, después de que a mediados de mayo el Partido de la U retirara su apoyo a la coalición tras mostrar su rechazo a esta propuesta, al igual que el Partido Conservador, que se declaró independiente.

Esta pérdida de apoyos derivó en una crisis ministerial que provocó la salida de la entonces titular del Ministerio de Salud, Carolina Corcho, así como de otros seis ministros, algunos de ellos muy cercanos al mandatario.

Entre los ministros que fueron apartados estuvieron los ministros de Transporte Guillermo Reyes, cuota de los conservadores, y de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, Sandra Urrutia, que era del Partido de la U.

La reforma fue presentada el 13 de febrero y pretende llevar la atención sanitaria a todos los rincones del país y fortalecer la atención primaria y la prevención de enfermedades.

Sin embargo, esta propuesta ha causado una honda controversia en el país porque, según sus críticos, pondrá en riesgo la sostenibilidad de un sistema que, a pesar de sus numerosas fallas, funciona.

Publicidad