Publicidad

Nueva York, 29 de mayo de 2024.- En lo que podría ser un giro notable en la política estadounidense, Donald Trump, el probable candidato republicano para las elecciones de noviembre, ha ofrecido a Elon Musk un cargo consultivo en su posible administración. Según informaciones exclusivas obtenidas por The Wall Street Journal, este cargo aún no está definido pero podría estar relacionado con temas de gran interés para Musk, como la seguridad fronteriza o la economía.

El prestigioso diario, que se basa en fuentes cercanas a las conversaciones entre ambos magnates, reveló que las discusiones han incluido temas que preocupan especialmente al propietario de empresas como Tesla, Space X y la red social X (anteriormente Twitter). El papel exacto que Musk desempeñaría en una posible administración Trump sigue siendo objeto de especulación y negociación.

Además, el Wall Street Journal reporta que Musk ha estado activo políticamente, promoviendo una campaña a nivel nacional entre círculos elitistas para persuadirlos de no votar por Joe Biden en las próximas elecciones. Entre los promotores de esta iniciativa se encuentra el inversor Nelson Peltz, cuya mansión en Palm Beach, Florida, fue escenario de una reunión clave. Durante un desayuno de trabajo con Trump y otros influyentes hombres de negocios, se discutió el futuro político y el rol que Musk podría jugar en caso de una victoria republicana.

Según las mismas fuentes, las relaciones entre Musk y Trump, que anteriormente habían sido tensas, han mejorado significativamente, llegando a mantener conversaciones telefónicas frecuentes sobre temas como inmigración, ciencia y tecnología, con posturas cada vez más alineadas.

Musk, quien en el pasado ha apoyado a candidatos de ambos partidos políticos, ha expresado su deseo de no limitar su influencia política a donaciones económicas, sino de tener un impacto más directo y tangible. Recientemente, Musk ha criticado lo que él denomina el “virus mental woke (progresista)”, acusándolo de contaminar el ambiente político y cultural en los Estados Unidos.

Esta noticia llega después de que en mayo de 2022, Musk anunciara públicamente su distanciamiento del Partido Demócrata, al que acusó de haberse convertido en el “partido de la división y el odio”, declarando su intención de votar por los republicanos en futuras elecciones. Este nuevo desarrollo podría tener implicaciones significativas tanto para la campaña de Trump como para la influencia de Musk en el escenario político estadounidense.

Publicidad