Tegucigalpa, 13 oct (EFE).- Dos partidos de Honduras conformaron este miércoles una alianza para sacar del poder al Nacional (en el poder), y proclamaron a Xiomara Castro candidata a la Presidencia para los comicios del 28 de noviembre.

La alianza la conformaron el Partido Libertad y Refundación (Libre), cuyo coordinador es el expresidente hondureño Manuel Zelaya (2006-2009), y el partido Salvador de Honduras, que preside Salvador Nasralla.

Xiomara Castro y Salvador Nasralla firmaron la alianza a través de un acuerdo político que busca “restablecer el orden democrático y el estado constitucional en favor del pueblo hondureño”.

Nasralla, un ingeniero civil industrial con estudios en Chile, participará en las elecciones generales como el primer candidato a designado presidencial (vicepresidente) de la Alianza por Honduras.

LOS DOS PARTIDOS GOBERNARÁN

“Me siento muy honrado, por primera vez tendremos en la historia de Honduras a una mujer presidenta”, subrayó Nasralla en una rueda de prensa, en la que estuvo acompañado por Castro.

Agregó que “vamos a gobernar de la mano para darle al pueblo hondureño lo que necesita, para poder explotar toda la riqueza de Honduras en favor del pueblo que ha sido empobrecido por delincuentes en el Congreso (Nacional) y en la Presidencia de la República”.

El político afirmó que “no hay condiciones en este momento para continuar individualmente cada partido, el Partido Salvador de Honduras continúa, pero ya no seré yo el candidato de la Unidad Nacional Opositora de Honduras, seré el primer designado presidencial”.

La fórmula presidencial de la alianza la integrará también la diputada hondureña Doris Gutiérrez, del Partido Innovación y Unidad-Social Demócrata (Pinu-Sd), como segunda designada.

Nasralla encabezó ya en 2017 una Alianza contra la Dictadura con los partidos Libre y Pinu-Sd, con la idea de vencer al Partido Nacional en los comicios generales de noviembre de ese año, en las que fue reelegido el actual presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, del Partido Nacional.

FINAL DE LA DICTADURA

Con la alianza “hoy podemos decir que a la dictadura le estamos poniendo punto final”, subrayó Xiomara Castro, quien perdió las elecciones generales de 2013 al frente de Libre, y con la Alianza contra la Dictadura aceptó participar en 2017 como candidata a designada presidencial (vicepresidenta).

“Vamos a construir una verdadera democracia, una democracia participativa y que nos garantice que nuestros poderes del Estado sean independientes”, señaló.

La exprimera dama de Honduras afirmó que el propósito de Libre y Salvador de Honduras es “sacar a esta dictadura”.

Dijo además que ha llegado el momento de “recuperar la paz, la justicia y la igualdad”, pues a partir del próximo 28 de noviembre “comienza una nueva Honduras” para el pueblo.

En las elecciones de noviembre, a las que están convocados más de 5,1 millones de hondureños, se elegirán además tres designados (vicepresidentes), 298 alcaldías municipales, 128 diputados al Parlamento local y 20 al Centroamericano.