Publicidad

Dublín, 8 nov (EFE).- El ministro irlandés de Exteriores, Simon Coveney, aseguró este martes que ve una “intención real” del Gobierno del Reino Unido para intentar lograr “en las próximas semanas y meses” un acuerdo sobre el protocolo incluido en el acuerdo del Brexit que evite una frontera física en Irlanda.

“Creo, por mis conversaciones con el ministro (británico) para Irlanda del Norte, (Chris Heaton-Harris), con el nuevo ministro de Exteriores (James Cleverly), y las del primer ministro irlandés (Micheál Martin) con el nuevo primer ministro (del Reino Unido, Rishi Sunak), que hay una intención real en Londres de intentar resolver las cuestiones del protocolo mediante la negociación en las próximas semanas y meses”, declaró Coveney durante un encuentro con medios, incluida EFE.

Insistió en que hay “una oportunidad ahora”, con el nuevo primer ministro del Reino Unido y su Gobierno, “de centrarse en resolver los problemas del protocolo mediante la negociación en un sentido real”.

Dijo creer que es “factible para el final del año” lograr un acuerdo con Londres para resolver el contencioso del protocolo.

En cualquier caso, constató que la Unión Europea tiene sus propias “líneas rojas” y aseguró que será “muy firme” a la hora de “proteger la integridad del mercado único”.

“El desafío aquí es cómo respondemos a preocupaciones legítimas en Irlanda del Norte, en particular de la comunidad unionista, a las que el vicepresidente (de la Comisión Europea Maros) Sefcovic ha escuchado atentamente, cómo proporcionamos la flexibilidad y la implementación pragmática del protocolo de un modo que responda a algunas de esas preocupaciones reales”, expuso.

Coveney se refirió, en particular, a “la preocupación” sobre los bienes que llegan desde Gran Bretaña a Irlanda del Norte para ser comprados y consumidos en esa región “y no están en riesgo de entrar al resto del mercado único de la Unión Europea”.

El ministro consideró que esos bienes deberían ser tratados “de forma diferente” en lo relativo al “perfil de riesgo” frente a los productos que desde Irlanda del Norte sí pueden terminar entrando al resto del mercado único. Aseguró que Sefcovic, encargado de negociar con Londres una solución sobre la implementación del protocolo, ha “sido claro” a ese respecto.

El político también mencionó “las preocupaciones de unionistas y empresas en Irlanda del Norte” sobre la necesidad de reducir “de manera significativa” los controles que se deben efectuar a esos productos que no van a salir de Irlanda del Norte.

Sobre los comicios anticipados que deberán celebrarse en Irlanda del Norte tras la imposibilidad de formar un Ejecutivo regional, consideró que retrasar “una elección potencial” al próximo año “para dar algún espacio para que intentemos resolver algunos de los otros problemas es un camino sensato que seguir”.

Londres ha decidido retrasar y no convocar en diciembre las elecciones anticipadas en la región para abordar la crisis del Gobierno autónomo.

En las últimas semanas, Londres y Bruselas han mantenido conversaciones técnicas sobre el protocolo, tras unos meses en los que las negociaciones habían estado estancadas y el Reino Unido había impulsado una ley que le permitiría romper de manera unilateral partes del acuerdo de salida firmado con la UE.

El protocolo establece que Irlanda del Norte sigue vinculada al mercado único comunitario para bienes, por lo que las mercancías que cruzan entre la isla de Gran Bretaña y ese territorio británico han de pasar controles aduaneros para asegurar que la frontera entre las dos Irlandas sigue abierta.

No obstante, ha generado tensiones políticas, en particular por el rechazo de la comunidad unionista, y quejas por la carga burocrática que conlleva.

Publicidad