Bogotá, 13 mar (EFE).- El presidente colombiano, Iván Duque, se reunió en Bogotá con miembros del partido Comunes, entre ellos el jefe de esa colectividad Rodrigo Londoño, para dialogar sobre la implementación del acuerdo de paz y la seguridad para los desmovilizados de las FARC, entre otros asuntos.

Así lo informó este viernes el jefe de Estado, quien explicó que la reunión tuvo lugar el miércoles pasado a instancias del jefe de la delegación de verificación de la ONU en Colombia, Carlos Ruiz Massieu.

En esa cita el Gobierno explicó los avances en titulación de tierras, los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET) y “temas de protección de las personas en proceso de reincorporación”, dijo el gobernante colombiano.

Por su parte, Londoño, conocido como “Timochenko” en su época de guerrillero, agradeció a Naciones Unidas por “haber propiciado este encuentro con el presidente Duque”.

Detalló que el encuentro fue “cordial, respetuoso y muy humano” y que los desmovilizados expresaron al presidente Duque las “preocupaciones de los firmantes del acuerdo de paz entre el Estado colombiano y las FARC y, a la vez, proyectar acciones en función de la implementación de lo acordado”.

En las últimas semanas la comunidad internacional le pidió al Gobierno colombiano más compromiso con la paz y más acciones contra la violencia que se ha cobrado la vida de numerosos líderes sociales y exguerrilleros de las FARC.

La Oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos en su informe anual presentado hace pocas semanas dijo que en 2020 fueron asesinados 73 desmovilizados de las FARC.

Según la antigua guerrilla, en lo que va de este año han sido víctimas de homicidio al menos 10 desmovilizados en diferentes lugares del país y desde la firma de la paz, en noviembre de 2016, más de 250 han sido asesinados.

PROFUNDIZAR LOS AVANCES

El presidente Duque recordó que la “paz con legalidad” tiene el respaldo y el acompañamiento de Naciones Unidas y de otras agencias de cooperación internacionales y que por eso “queremos profundizarla”.

El mandatario aseguró que la reunión del miércoles hace parte de otras que se han realizado periódicamente en las zonas que antiguamente se conocían como los Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación (ETCR), en donde los desmovilizados realizan su proceso para volver a la vida normal.

“Este tipo de diálogos productivos y constructivos que son necesarios en medio de las necesidades del país, para enfrentar a las organizaciones que atentan contra líderes sociales y que atentan contra personas en proceso de reincorporación, seguirán siendo parte de nuestra cotidianidad como Gobierno”, puntualizó Duque.

Además de Duque y Londoño, jefe del partido Comunes, también estuvieron en la reunión el alto comisionado para la Paz, Miguel Ceballos; la jefa del gabinete, María Paula Correa, y el alto consejero presidencial para la Estabilización y la consolidación, Emilio Archila.

Los desmovilizados de las FARC le reclaman al Gobierno porque consideran que la implementación del acuerdo de paz va muy lenta y que incluso hay puntos que no han sido cumplidos.

EFE