Publicidad

Roma, 16 mayo.- La Juventus ha recuperado su brillo al conquistar la Copa Italia gracias a una solitaria anotación de Dusan Vlahovic, que mostró un rendimiento destacado, cumpliendo con las altas expectativas que se le han impuesto. Su gol fue decisivo para vencer 0-1 al Atalanta en la final disputada en el Estadio Olímpico de Roma, otorgando a la ‘vecchia signora’ su decimoquinta Copa Italia y su primer título en las últimas tres temporadas.

El encuentro final entre Juventus y Atalanta contrastó dos momentos muy diferentes de ambos equipos en los últimos meses. Atalanta, que enfrentará su primera final de la temporada en la Liga Europa contra el Bayer Leverkusen de Xabi Alonso, mostró una consistencia que les llevó a disputar su tercera final de Copa en cinco años. Por otro lado, la Juventus llegaba tras una racha de seis partidos consecutivos sin victorias y con crecientes rumores de cambios en el banquillo para la próxima temporada.

Este triunfo no solo marca un punto de inflexión para la Juventus, sino que también refuerza la posición de Vlahovic como una figura clave en el equipo, proporcionando un momento crucial de éxito en una temporada plagada de desafíos.

Publicidad