Publicidad

Washington, 23 mar (EFE).- El secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, condenó este sábado el “ataque terrorista” contra una sala de conciertos cerca a Moscú, en el que asaltantes armados acabaron con la vida de más de 115 personas en la noche del viernes.

“Nos solidarizamos con el pueblo de Rusia que lamenta la pérdida de vidas después de este horrible suceso”, escribió el diplomático en su cuenta de la plataforma X.

Horas después del ataque, la portavoz del Consejo de Seguridad de la Casa Blanca, Adrienne Watson, aseguró que EE.UU. había alertado al gobierno ruso de la posibilidad de un “ataque terrorista”.

El 7 de marzo, el Departamento de Estado emitió una alerta informando que la embajada estadounidense en Rusia estaba “monitoreando reportes” sobre los “planes inminentes” de un grupo extremista para atacar “grandes conglomeraciones en Moscú”.

“Se aconseja a los ciudadanos estadounidenses a evitar grandes grupos de personas en las próximas 48 horas”, decía el comunicado.

Al menos 115 personas murieron, según las autoridades rusas, después de que asaltantes armados abrieran fuego anoche contra cientos de personas en una sala de conciertos de un centro comercial en las afueras de la capital rusa.

Los atacantes incendiaron el centro con explosivos, por lo que muchas víctimas murieron asfixiadas.

La organización yihadista Estado Islámico ha reivindicado el atentado en sus canales en redes sociales.

Publicidad