Publicidad

Miami, 30 sep (EFE).- La Cámara Baja de EE.UU. busca este sábado aprobar una medida provisional para evitar el cierre inminente de la Administración, que se quedará sin presupuesto gubernamental a partir de este domingo cuando comienza el nuevo año fiscal.

El líder de la mayoría republicana en la Cámara Baja de EE.UU., Kevin McCarthy, habla con los medios de comunicación, este 30 de septiembre de 2023, en el Capitolio, sede del Congreso estadounidense en Washington. EFE/Michael Reynolds

El presidente de la Cámara Baja, el republicano Kevin McCarthy, señaló hoy a la prensa que votarán sobre un proyecto de ley provisional a 45 días “que mantendrá abierto el gobierno y brindará ayuda en casos de desastre a los estadounidenses desde Florida hasta Hawái”.

El republicano enfatizó la necesitad de “asegurar la frontera”, el elemento polémico de la medida propuesta, y en ese sentido urgió a los demócratas a apoyarlo si no quieren que el fracaso recaiga sobre ellos.

“Estamos poniendo algo en juego que permitirá seguir pagando a nuestras tropas”, agregó.

Es ese sentido el republicano dijo que si el presidente Joe Biden ejerce presión en contra “el cierre recae sobre él”.

McCarthy ha señalado durante la semana que la política migratoria de Biden está destruyendo la nación y que los republicanos “no deberían perder esta oportunidad de asegurar nuestra frontera”.

El republicano dijo hoy que necesita que ambos partidos voten por ese proyecto provisional, que da un plazo de 45 días para llegar a un acuerdo final para evitar el cese de pagos.

La resolución requeriría el apoyo de dos tercios de la Cámara para su aprobación porque se está considerando bajo un mecanismo acelerado llamado suspensión de las reglas. De esa forma dependería en gran medida del apoyo demócrata para ser aprobado.

A partir del domingo, la Administración pública se quedará sin fondos, lo que llevaría al cierre de la mayoría de las agencias gubernamentales, museos y parques nacionales, mientras que 1,3 millones de militares y cientos de miles de funcionarios dejarían de percibir su salario.

McCarthy intentó el viernes sin éxito aprobar un proyecto de ley que habría financiado a la Administración por un mes adicional, hasta el 31 de octubre, pero que contenía límites a programas de asilo y recortes a todas las partidas, excepto a la de seguridad fronteriza.

En contra de ese proyecto votaron los demócratas que se oponen a esas provisiones sobre la frontera y los republicanos del ala dura, que rechazan cualquier medida para mantener operativa la Administración y siguen las instrucciones del expresidente Donald Trump (2017-2021), quien esta semana los instó a resistir y provocar el cierre del Gobierno.

Publicidad