Publicidad

Washington, 7 dic (EFE).- Estados Unidos evitó este miércoles dar su opinión sobre la crisis diplomática desatada entre Israel y España a raíz de los comentarios del presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, sobre la ofensiva israelí en Gaza.

“España es la que debe hablar sobre sus relaciones bilaterales con Israel o con cualquier otra nación. No es un tema en el que nosotros nos tengamos que meter”, dijo el portavoz del Consejo de Seguridad de la Casa Blanca, John Kirby, al ser preguntado en una rueda de prensa.

Kirby se limitó a subrayar que España es un aliado de Estados Unidos en la OTAN y que EE.UU. está “agradecido” por su continuo apoyo. También recordó que el Ejecutivo español ha sido un “tremendo socio” en el envío de ayuda a Ucrania.

El ministro de Exteriores de Israel, Eli Cohen, llamó a consultas el jueves pasado a su embajadora en Madrid en protesta por unas declaraciones de Sánchez en las que puso en duda que Israel respetara el derecho internacional en la guerra de Gaza y sugiriera que España podría reconocer el Estado de Palestina.

El Gobierno español ha condenado de forma rotunda los ataques terroristas de Hamás del pasado 7 de octubre, pero al mismo tiempo lamenta la situación que vive Gaza y la necesidad de que se respete el derecho internacional en la respuesta israelí.

El ministro del gabinete de guerra de Israel, Benny Gantz, dijo el viernes que “puso al día” a Sánchez sobre el conflicto durante una conversación telefónica.

Publicidad