Publicidad

Viena, 15 mar (EFE).- Estados Unidos sigue sin conocer el plan anunciado por Israel para invadir la zona de Rafah, donde se concentran en condiciones precarias 1,4 millones de refugiados palestinos, e insistió en la necesidad y la urgencia de negociar un alto el fuego.

“Aún no lo hemos visto”, aseguró el secretario de Estado de EEUU, Antony Blinken, al ser preguntado si tiene información sobre cómo planea Israel ejecutar ese ataque, anunciado por el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu.

Blinken, que se reunió con el canciller austríaco, Karl Nehammer, y con el ministro de Exteriores, Alexander Schallenberg, insistió, sin embargo, en que su gobierno “trabaja cada día” con las autoridades israelíes sobre los desafíos que la actual situación supone para Israel, para los palestinos y para el resto de la región.

Así, afirmó que Washington quiere asegurar que Israel puede defenderse, para evitar que se repitan ataques como el del grupo islamista palestino Hamás del 7 de octubre, en el que murieron 1.200 personas y que ha desatado una dura intervención israelí en la que han muerto más de 30.000 palestinos.

Blinken dijo que esos esfuerzos también buscan que los civiles palestinos reciban la ayuda humanitaria que “tan desesperadamente necesitan”.

Respecto a los más de 130 israelíes aún secuestrados por Hamás, Blinken dijo que se está “trabajando intensamente” con Israel, con Catar y con Egipto “para salvar las diferencias restantes e intentar llegar a un acuerdo”.

Blinken se refirió a que Hamás ha planteado una contraoferta, sobre la que no dio detalles.

Israel ha calificado de poco realista un “borrador” de propuesta que, según detallaron a EFE desde El Cairo fuentes conocedoras del texto, plantea que en una primera fase serían liberadas todas “las mujeres, niños, enfermos y ancianos” israelíes secuestrados a cambio de entre 700 y 1.000 prisioneros palestinos.

Blinken dijo que el hecho de que Israel haya decidido enviar un equipo negociador a Catar refleja tanto que hay una “posibilidad como una emergencia” de conseguir un alto el fuego, de que los rehenes sean liberados y de que llegue más ayuda a los palestinos.

Publicidad