Publicidad

Ciudad de México, 11 ene (EFE).- El embajador de EE.UU. en México, Ken Salazar, afirmó este miércoles que su Gobierno trabaja con el del país latinoamericano para que haya “más extradiciones” de narcotraficantes, después de la captura de Ovidio Guzmán, hijo de Joaquín “el Chapo” Guzmán.

Así lo declaró en una rueda de prensa para comentar los resultados de la X Cumbre de Líderes de América del Norte, que reunió el martes en la capital mexicana al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador; al de Estados Unidos, Joe Biden, y al primer ministro de Canadá, Justin Trudeau.

Salazar no quiso comentar en particular acerca del proceso de extradición a Estados Unidos de Ovidio Guzmán, capturado pocos días antes de la cumbre.

“Ahí vamos trabajando para hacer más extradiciones”, anunció sin ofrecer más detalles.

Sobre la crisis migratoria, un asunto clave en la cumbre, el embajador pidió que los migrantes no sean utilizados como herramienta política

“Eso no se debe hacer ni en Estados Unidos, ni aquí, en México”, declaró.

Salazar instó a los demócratas y republicanos del Congreso de Estados Unidos a “hallar soluciones” e impulsar una reforma migratoria en el país que permita al Gobierno de Joe Biden aumentar la inversión en la frontera.

La cumbre tuvo lugar pocos días después de que Biden anunciara un programa apoyado por México que prevé entregar 30.000 permisos mensuales a venezolanos, cubanos, nicaragüenses y haitianos en Estados Unidos, pero deportar automáticamente a territorio mexicano aquellos que crucen la frontera de forma irregular.

“Se requiere un sistema seguro, ordenado y que proteja los derechos de la gente migrante”, reivindicó.

Salazar, sin embargo, no ofreció precisión sobre el nuevo centro migratorio que México prevé instalar con el apoyo de Estados Unidos y Canadá.

Los tres Gobiernos lo anunciaron en un comunicado conjunto después de la cumbre, si bien López Obrador lo había desmentido horas antes en rueda de prensa.

El diplomático tampoco aclaró si los tres mandatarios llegaron a un acuerdo para no tratar durante la cumbre la disputa comercial que Estados Unidos y Canadá abrieron contra la política energética de México por considerar que discrimina a sus empresas.

Salazar dijo que espera que dicho mecanismo, establecido por el tratado de libre comercio T-MEC, tenga “buenos resultados”.

Además, instó a México a apostar por las energías limpias y pidió que siga los consejos del enviado estadounidense por el Clima, John Kerry, a quien definió como “el líder del mundo que sabe más sobre cambio climático”.

En la cumbre, Estados Unidos pidió una mayor persecución del tráfico de fentanilo, causante de 100.000 muertes de estadounidenses por sobredosis el año pasado, mientras que México insistió en que Washington frene el tráfico de armas hacia territorio mexicano.

En ese sentido, Salazar declaró que Biden “ha sido el campeón histórico” contra las armas en Estados Unidos.

Publicidad