WASHINGTON, 20 dic (Reuters) – Estados Unidos está monitorizando la nueva cepa de COVID-19 que está emergiendo en Reino Unido, dijeron el domingo varios altos cargos estadounidenses, agregando que no estaba claro si esta mutación había llegado a Norteamérica.

“No lo sabemos todavía. Estamos, por supuesto… estudiando esto muy cuidadosamente”, dijo el Dr. Moncef Slaoui, jefe del programa de vacunas COVID-19 de EEUU, al programa “Estado de la Unión” de la cadena CNN.

Slaoui, asesor jefe de la administración Trump en la llamada operación “Warp Speed” sobre las vacunas para el COVID-19 y sus tratamientos, añadió que la mutación del Reino Unido es “muy poco probable” que sea resistente a las vacunas actuales, diciendo que: “No podemos excluirla, pero no está ahí ahora”.