Publicidad

Madrid 30 Nov (EFE).- El 36% de los madrileños afirma haber sufrido problemas de salud mental a lo largo de su vida, una media inferior a la del conjunto de España (40%), donde darle vueltas a los problemas de manera continuada, es el principal indicativo de estos síntomas clínicos.

Así lo refleja una de las principales conclusiones del estudio ‘Comprender o rumiar nuestras emociones. Análisis de las estrategias silenciosas que nos acercan o apartan del bienestar emocional’, elaborado por el seguro de salud de Línea Directa a partir de los resultados de 1.700 encuestas realizadas en toda España.

Este informe se ha elaborado conjuntamente con la experta en Inteligencia Emocional Ruth Castillo-Gualda y el especialista en Intervención de la Ansiedad y el Estrés Juan Ramos-Cejudo con el objetivo de conocer qué ocurre en la mente de las personas para desarrollar problemas emocionales.

La rumiación, darle vueltas a los problemas de manera continuada o el enganche mental a una situación negativa, es una de las reacciones típicas ante situaciones adversas que aleja a la población del bienestar emocional.

Es la variable que explica mayores problemas de ansiedad y depresión en la población española, estando detrás del 40% de los síntomas clínicos de ansiedad y del 30% de los de depresión, según destaca el informe.

La predisposición biológica y las experiencias vividas explican, en cierta medida, la aparición de los problemas de salud mental, pero lo que verdaderamente explica el mantenimiento o empeoramiento de las dolencias mentales son las estrategias que se utilizan para regular lo que se siente.

Madrid, por debajo de la media nacional

En este sentido, el 36% de los madrileños afirma haber sufrido problemas de salud mental a lo largo de su vida, una media inferior a la del conjunto de España (40%).

Además, este es un problema bastante más común entre los jóvenes, con un preocupante 54% de chicos y chicas de 18 a 29 años que admite haber atravesado este tipo de problemas a nivel nacional.

De hecho, según la OMS, la mitad de los trastornos de salud mental comienza a los 14 años o antes y dos tercios de los problemas de salud mental dan sus primeras señales en la infancia tardía o la adolescencia.

Las dolencias en salud mental más prevalentes en nuestro país son: la ansiedad (68%) y la depresión (51%), seguidas del trastorno del estado de ánimo (29%), los pensamientos suicidas (12%), los trastornos de la conducta alimentaria (12%) y las adicciones (10%).

Cuando la rumiación no se trata de forma adecuada o no se saben gestionar las emociones de forma eficaz, pueden aparecer problemas más graves de salud mental.

Aumenta el consumo de ansiolíticos

Y en este sentido, las cifras confirman que hay una consecuencia directa con el consumo de ansiolíticos o antidepresivos. Tanto es así que casi 2 millones de madrileños (39%) han tomado antidepresivos alguna vez, de los cuales, el 37% los consume casi a diario, con un mayor porcentaje de mujeres.

La venta de ansiolíticos y antidepresivos en las farmacias de España ha subido un 40% en la última década siendo además España el país que está a la cabeza de Europa en el consumo de psicofármacos.

Sin embargo, existen estrategias de regulación emocional que acercan a las personas al bienestar y que previenen la ansiedad y la depresión, basadas fundamentalmente en identificar las emociones, comprenderlas y reevaluarlas, pudiéndose además entrenar y mejorar, tanto en contexto clínico como en el educativo.

Publicidad