Publicidad

Buenos Aires, 3 nov (EFE).- “Mi corazón me dice que esté tranquilo porque él está tranquilo también”. Así arrancó este miércoles Joan Manuel Serrat su adiós al público de Argentina, un país al que está unido a fuego desde hace más de 50 años: “Solamente vengo a despedirme de los escenarios y no a despedirme de la gente, ni del país, ni del cariño que nos ha unido”.

Publicidad