Publicidad

Washington, 13 dic (EFE).- El consejero de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Jake Sullivan, visitará Israel el jueves y el viernes para reunirse con el primer ministro del país, Benjamín Netanyahu, y discutir el avance de la guerra contra Hamás en Gaza.

El viaje fue anunciado este miércoles un día después de que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, afirmara que Israel está perdiendo apoyos por sus bombardeos en la Franja y le recomendara a Netanyahu que cambie de Gobierno.

Sullivan se reunirá con Netanyahu, con su gabinete de guerra y con el presidente de Israel, Isaac Herzog, para discutir “los últimos acontecimientos en Israel y en Gaza”, anunció la portavoz del Consejo de Seguridad Nacional Adrienne Watson en un comunicado.

En los últimos días han aflorado nuevas discrepancias entre Israel y su principal aliado por el transcurso de la guerra y los planes para después del conflicto.

Netanyahu reconoció el martes que “hay desacuerdo sobre el día después de Hamás”, dado que Israel rechaza la propuesta de Estados Unidos para que la Autoridad Nacional Palestina (ANP), que gobierna partes reducidas de Cisjordania ocupada, tome el control de Gaza tras la guerra.

Además, Biden advirtió de que Israel está perdiendo apoyo por los miles de civiles muertos en Gaza y criticó al Ejecutivo de Netanyahu por ser “el más conservador de la historia” del Estado judío.

El primer ministro israelí debería “cambiar” a su Gobierno para encontrar una solución de largo plazo al conflicto, consideró el mandatario estadounidense.

Biden ha mostrado desde el principio su apoyo inquebrantable a Israel para eliminar a Hamás y se opone a un alto el fuego porque considera que sería utilizado por el grupo islamista para rearmarse y atacar de nuevo.

Pero a medida que aumentan las víctimas civiles por los bombardeos en Gaza, ha incrementado su presión a Netanyahu.

Publicidad