LIMA, 24 DIC.- El Congreso de Perú busca desde este jueves alcanzar un consenso para aprobar una ley agrícola que ponga a fin a cuatro días de protestas de trabajadores agrarios, que realizan piquetes y bloqueos intermitentes en las carreteras en reclamo de mejores condiciones laborales.

“Lo que nosotros buscamos y queremos hacer es culminar este problema lo antes posible”, dijo a la prensa el congresista Anthony Novoa, presidente de la Comisión de Economía del Parlamento.

Dicha comisión es un filtro clave para aprobar un nuevo régimen laboral y salarial. Si logra alcanzar un acuerdo, el texto podría presentarse el fin de semana al pleno del Congreso, donde sería debatido antes de convertirse eventualmente en ley.

Mientras tanto, en la región La Libertad, en el norte de Perú, volvieron los bloqueos de algunos tramos de la carretera Panamericana tras liberarse la vía por unas horas.

Los manifestantes solo permiten el pase de ambulancias y vehículos con personas vulnerables. Por el lugar transitan pasajeros que descienden de los buses para continuar su camino a pie.

En la región Ica (sur), varios tramos de la Panamericana Sur se despejaron de obstáculos en la madrugada y decenas de policías se mantienen en el lugar ante la amenaza de nuevos bloqueos.

Una precaria calma existe en esas zonas, donde incluso el gobierno envió a la fuerza armada para reforzar la tarea policial.

En los enfrentamientos del martes y miércoles resultaron heridos 40 policías y 11 trabajadores, según las autoridades.

El presidente peruano, Francisco Sagasti, instó el miércoles a apurar el paso en el Congreso para acabar con los piquetes que tienen varados a decenas de buses y camiones con alimentos, que permanecían inmovilizados desde el lunes en varios tramos de la carretera en las regiones de Ica y La Libertad.

Los trabajadores exigen que las empresas agroexportadoras incrementen su jornal de 11 a 18 dólares diarios, pero para ello se requiere un nuevo régimen laboral agrario que solo el Congreso puede aprobar.

Las protestas se reanudaron el lunes luego de que el Legislativo no pudiera aprobar el domingo la ley que reclaman los trabajadores agrarios desde inicios de diciembre.

El Congreso había derogado el 4 de diciembre una ley agraria que los trabajadores consideraban perjudicial y prometido una nueva, dando paso entonces a una tregua.

La huelga de los trabajadores rurales ha dejado dos muertos desde que estalló a inicios de diciembre.