Publicidad

Atlanta (EE.UU.), 8 nov (EFE).- La economía, el aborto o las armas son algunos de los temas más importantes para los ciudadanos del decisivo estado de Georgia, que comenzaron a acudir a las urnas a primera hora de la mañana para votar en las legislativas estadounidenses.

Personas acuden a votar en Avondale Estates, Georgia, este 8 de noviembre de 2022. EFE/John Amis

La afluencia en los colegios electorales de Atlanta era reducida a primera hora de la mañana, aunque 2,5 millones de electores han ejercido ya el voto anticipado durante las últimas semanas, algo común en el país norteamericano.

Los estadounidenses renuevan este martes la totalidad de la Cámara de Representantes y un tercio del Senado, actualmente controlados por los demócratas, lo que marcará el rumbo de la segunda mitad de la presidencia de Joe Biden.

Tras votar en un colegio de una zona acomodada de la llamada Capital del Sur, Glen, de unos 50 años, no quiso revelar su voto pero su argumentario se asemejaba al del Partido Republicano: “Lo más importante para nosotros aquí es la criminalidad”, dijo, acompañado de su esposa, tras afirmar que no se sienten seguros saliendo de noche por la ciudad.

“Las economía también es importante”, añadió el votante, quien negó que la democracia en Estados Unidos esté en peligro, un argumentado utilizado durante la campaña por el presidente, Joe Biden, para advertir a los votantes de lo que puede ocurrir si ganan las elecciones los partidarios del expresidente Donald Trump, quien no ha reconocido su derrota de 2020.

“Fue una decisión fácil”, dijo por su parte Steven, un estudiante de 26 años, después de sufragar en el mismo colegio.

Este joven votó por los demócratas en la Cámara de Representantes, en el Senado y en la gobernación de Georgia porque cree que hay que defender el aborto, restringido tras una sentencia del Tribunal Supremo, y aumentar el control en el acceso a las armas.

Aunque la desbocada inflación es la mayor preocupación de los votantes, y ha sido utilizada por los republicanos para hacer campaña en contra de los demócratas, Steven negó que sea responsabilidad de Biden y lo atribuyó a “muchos factores”, como la invasión rusa de Ucrania.

¿Y si los republicanos toman el control del Congreso? “Será decepcionante, pero eso es lo bueno de la democracia, que todos pueden dar su voz”, apuntó.

Pocos lugares reflejan mejor la extremada polarización de Estados Unidos que Georgia, un estado electoralmente partido por la mitad que será clave en estas elecciones.

Biden ganó en 2020 a Donald Trump en este estado del sur por solo 11.000 votos, un resultado ajustado que fue utilizado por el republicano para alentar el bulo de un fraude electoral en el que muchos todavía creen.

Dos años después, el voto de los georgianos vuelve a ser crucial, dado que en sus manos está un escaño que puede decantar el Senado hacia una mayoría demócrata o republicana.

En Estados Unidos, los sondeos apuntan a una victoria cómoda de los republicanos en la Cámara Baja mientras que el Senado se decidirá en un puñado de estados donde la cosa está reñida: Georgia, Pensilvania y Nevada.

Se han volcado en la campaña tanto Biden como el expresidente Trump, quien ha sugerido que próximamente lanzará su candidatura presidencial para 2024.

Publicidad