Publicidad

Madrid, 3 feb (EFE).- Carlo Ancelotti, técnico italiano del Real Madrid, rebajó la trascendencia del derbi liguero madrileño del Santiago Bernabéu ante el Atlético de Madrid, al que aventaja en diez puntos, y aseguró que “no es determinante” aunque “sí importante” para dar un golpe a la competición si se enlaza con un buen resultado ante el Girona.

“Nos hemos enfrentado tres veces en poco tiempo y han sido partidos muy competidos e igualados, con un gran espectáculo. Creo que será lo mismo mañana, teniendo en cuenta el valor del rival y la importancia del partido. Nos viene bien volver al Bernabéu, siempre nos ha ayudado y lo hará mañana”, aseguró destacando la importancia de jugar ante la afición madridista tras perder las dos citas del curso en el Metropolitano.

“Determinante no, importante sí. Sumar puntos en este momento de la temporada es muy importante, sobre todo antes de la Champions. Mejor de lo que hemos llegado a estos partidos no se podía. Tenemos que aprovechar los dos próximos partidos en nuestra casa para sumar puntos”, agregó.

El derbi responderá al patrón de los últimos para Ancelotti, un partido “intenso con mucha presión”, ante un Atlético de Madrid del que resaltó su “calidad individual y buena organización”.

En esta ocasión no quiso desvelar el portero elegido entre Andriy Lunin y Kepa Arrizabalaga, tras las dos titularidades consecutivas del ucraniano en LaLiga. Todo apunta la continuidad por el momento y la oportunidad para el vasco en la Liga de Campeones.

“La verdad es que aumenta la competencia también la incertidumbre entre los dos. Los veo motivados, lo están haciendo bien, teniendo en cuenta que nadie está impecable. Mañana es otra elección. Es un dato que nunca han jugado tres partidos seguidos ninguno pero no digo el que juega”, apuntó.

“Los porteros no saben quien va a jugar mañana. El que elija no afecta a los próximos partidos. Tienen que estar motivados los dos. Ahora vuelven partidos importantes de Champions y rotar un poco les viene bien también a ellos”, añadió.

Pendiente de la evolución de Antonio Rüdiger del fuerte golpe sufrido en Getafe que le hace ser duda hasta última hora y con la baja de Aurélien Tchouaméni, ‘Carletto’ mostró preocupación por la pérdida de estatura y el balón parado ante un rival que saca provecho de estas acciones.

“Es un aspecto que tenemos en cuenta, la altura del equipo sin Tchouaméni y Rüdiger no es muy alta. El balón parado, como hemos visto en los últimos partidos, es un aspecto muy importante del juego. Evaluando esto tenemos que tomar la decisión correcta”, reflexionó.

En el centro del campo regresará Toni Kroos a la titularidad, tras descansar de inicio en Getafe, y confesó Ancelotti lo difícil que es dejar en el banquillo a una “leyenda” como Luka Modric en los partidos grandes.

“Toni tiene características importantes en nuestro juego. Maneja muy bien el balón y obviamente es muy importante, no quiere decir que los otros lo sean menos. Modric jugó un partido espectacular en manejo de balón ante el Getafe, Kroos no jugó y eso significa la fuerza de esta plantilla, sobre todo en interiores que tenemos muchos y de distintas cualidades”, dijo.

“Es muy difícil cuando tienes profesionales que entrenan bien, trabajan, están motivados y son serios dejarlos en el banquillo. Aún más con un jugador que ha marcado una época. Hay un agradecimiento a Luka por lo que ha hecho en el tiempo que he estado aquí, es muy complicado dejarlo en el banquillo y lo más difícil a nivel personal. Te afecta mucho”, confesó.

Publicidad