Publicidad

La Paz, 12 ene (EFE).- El Gobierno de Bolivia insistió este jueves en que el gobernador de la región de Santa Cruz, el opositor Luis Fernando Camacho, no puede continuar al mando de la región al estar encarcelado en otro departamento, por lo que analiza opciones legales, constitucionales y electorales para que sea reemplazado.

Estas opciones se evalúan en función de las declaraciones hechas en la víspera por el vicegobernador cruceño, Mario Aguilera, y el presidente del Legislativo regional, Zvonko Matkovic, quienes ratificaron que Camacho sigue siendo el gobernador, dijo a los medios el ministro de Justicia, Iván Lima.

“Nos llama a una profunda preocupación esta situación, no es posible que una autoridad que tiene que ejercer competencia administrativa para cuidar la salud, las carreteras, la educación de ese departamento lo esté manejando por control remoto”, manifestó.

Lima insistió en que en el caso de Camacho se da una “figura de ausencia” y que es “incoherente” y “una falta de respeto” hacia Santa Cruz que se diga que el opositor puede gobernar desde otra región.

“Lo mejor para el pueblo cruceño es que se respete su estatuto y para eso usaremos el mecanismo legal más eficiente (…) Esto puede ser una acción constitucional de cumplimiento, una acción penal u otras acciones que le pidamos al tribunal electoral”, indicó.

El miércoles se conoció que Camacho firmó y emitió algunas disposiciones regionales desde la cárcel de máxima seguridad de Chonchocoro, en el altiplano de La Paz, donde está recluido desde fines de diciembre.

El vicegobernador Aguilera sostuvo que Camacho “está en condiciones de cumplir sus funciones” y que él mismo no puede asumir “el cargo de gobernador en ejercicio porque no es un cargo vacante”.

Según Lima, “si el gobernador y el vicegobernador han dejado a Santa Cruz sin dirección, tendrá que haber nuevas elecciones en ese departamento”, aunque el órgano electoral “tendrá la palabra” al respecto y que es una de las opciones que se analizan.

“Estamos en un momento de evaluación y las opciones que les he planteado son diferentes, desde procesos penales, procesos constitucionales y procesos en el órgano electoral. No hay una determinación, pero sí hay un compromiso de exigir desde este ministerio que se cumpla con las obligaciones que tiene todo funcionario público”, añadió.

Camacho fue detenido el pasado 28 de diciembre en un cuestionado operativo policial y está detenido preventivamente en la cárcel de Chonchocoro por cuatro meses.

El gobernador es investigado por el supuesto delito de terrorismo dentro del caso “golpe de Estado I” relacionado con la crisis social y política de 2019.

El oficialismo señala que en 2019 hubo un “golpe de Estado” en contra del entonces presidente Evo Morales, mientras que la oposición sostiene que las protestas que derivaron en la renuncia del mandatario fueron por un fraude a su favor en los comicios anulados de ese año.

Publicidad