Publicidad

Bogotá, 9 ene (EFE).- El Ejército de Liberación Nacional (ELN) aseguró este lunes que la negociación de paz con el Gobierno colombiano está “en crisis” tras el anuncio del presidente Gustavo Petro de un alto el fuego bilateral que esa guerrilla no reconoce porque no fue acordado en los diálogos que se llevan a cabo en Caracas.

(i-d) Aureliano Carbonell, Pablo Beltrán y Carlos Martínez participan en el dialogo de Paz entre el Gobierno de Colombia y el ELN, en noviembre de 2022. EFE/Rayner Peña R

“Como el Gobierno no cumple con los procesos de discusión de la Mesa (de negociación) y toma medidas unilaterales y las hace públicas, estos procedimientos ponen en crisis el desarrollo de la Mesa”, señaló el ELN en un nuevo comunicado divulgado este lunes.

El ELN recordó que en el comunicado de la semana pasada advirtió que “el cese el fuego bilateral, es un tema que está pendiente discutir y sobre el cual aún no tenemos ningún acuerdo” y sobre el anuncio del Gobierno, hecho por Petro la noche del 31 de diciembre dijo: “las imposiciones unilaterales atentan contra los diálogos”.

“El ELN no puede aceptar como bilateral una decisión unilateral del Gobierno, que no acata la formalidad de la Mesa como el espacio convenido para llegar a entendimientos y viola los procedimientos de no difundir a la opinión pública lo que no sea de consenso. Por tanto, este decreto no compromete al ELN”, indicó el grupo armado este lunes.

El ELN y el Gobierno colombiano llevan a cabo unos diálogos de paz cuyo primer ciclo se efectuó en Caracas y se espera que el segundo comience el próximo 20 de enero en México.

EL MALESTAR DE LA GUERRILLA

Sin embargo, las alarmas saltaron el pasado 2 de enero cuando la guerrilla desmintió haberse sumado al cese el fuego bilateral de seis meses anunciado por Petro y que incluía a cinco grupos armados ilegales: el ELN, dos disidencias de las FARC y dos bandas criminales de origen paramilitar.

La noticia obligó al Gobierno a anular al día siguiente el decreto emitido para ordenar la suspensión de operaciones militares y policiales contra esa guerrilla, al tiempo que le pidió “una tregua verificable” al ELN.

“Esta medida gubernamental no respeta ni las temáticas ni los procedimientos que se acordaron en el primer ciclo”, insistió el ELN en su comunicado de este lunes sobre el anuncio del cese el fuego bilateral.

En el comunicado, ese grupo mostró su voluntad de “darle continuidad al segundo ciclo acordado” de diálogos, aunque alertó que “antes se hace necesario tratar los últimos acontecimientos, para tomar los correctivos que garanticen la superación de esta crisis y la no repetición de estas acciones unilaterales y por fuera de la Mesa”.

La guerrilla subrayó que se había acordado “conformar un equipo para las declaraciones y comunicaciones conjuntas, para informar de manera objetiva, oportuna, clara y transparente, sobre el desarrollo y avances del proceso de diálogos”.

Por último, advirtió de que “si en estos diálogos de paz se implementan los procesos participativos en la búsqueda de los consensos, (se) permitirá al país tener estabilidad y prosperidad; pero, si se pretende imponer medidas unilaterales y más guerra, se genera incertidumbre e inestabilidad, profundizando la crisis que vivimos”.

Desde su llegada al poder, Petro ha defendido una política de “paz total” en Colombia a la que pretende vincular a varios grupos armados que operan en el país para adelantar iniciar negociaciones de paz, aunque por el momento el ELN es el único con el que se ha iniciado un diálogo formal.

Publicidad