Berlín, 13 ene (EFE).- Un tribunal alemán condenó hoy a cadena perpetua por torturas al antiguo alto mando de los servicios secretos sirios Anwar Raslan, procesado en el primer juicio internacional contra presuntos responsables de crímenes del régimen del presidente Bachar al Asad.

El juicio se celebró en Coblenza (sur) basado en el principio de Justicia universal, al que Alemania se adhirió en 2002. Se trata de un proceso que puede sentar precedente para la rendición de cuentas que demandan gobiernos y activistas por los crímenes por el régimen sirio durante la guerra civil.

Publicidad