Publicidad

Bangkok, 2 abr (EFE).- El exsubdirector de la Policía de Tailandia Surachate Hakparn, conocido como “Big Joke” y quien fue la cara mediática de la investigación criminal contra el español Daniel Sancho, se entregó este martes tras una orden de arresto por blanqueo de capital vinculado a una red de apuestas en línea.

Surachate se personó en una comisaría de Bangkok en la tarde del martes, según las imágenes difundidas por la cadena pública Thai PBS, en las que se ve a “Big Joke” rodeado de agentes, y después de que un tribunal tailandés emitiera poco antes una orden de arresto.

El tribunal tomó la decisión de proceder con la orden de arresto contra Surachate, como había solicitado previamente el departamento de Policía Metropolitana de Bangkok, tras considerar que había “pruebas” para creer que había cometido un delito vinculado al blanqueo de capital en una página de apuestas online, según Thai PBS.

La entrega de “Big Joke”, quien siempre defendió su inocencia, se produce después de que el antiguo alto cargo policial haya eludido hasta en tres ocasiones las citaciones policiales relacionadas con la investigación del caso.

En febrero, Surachate fue señalado por la Oficina Central de Investigación (CIB), uno de los principales departamentos de la Policía, como uno de los cinco agentes sospechosos de formar parte de una trama de sobornos.

La CIB indicó entonces que los policías supuestamente implicados serían acusados, en principio, de aceptación de sobornos, dejación de funciones y que no se descartaba ampliar la acusación a blanqueo de capitales, detallando que la red de sobornos realizó transferencias de hasta 300 millones de bat (casi 8,4 millones de dólares o más de 7,7 millones de euros).

El caso está vinculado con el registro policial que se produjo el pasado septiembre en la casa de “Big Joke” en Bangkok, en un momento en el que se postulaba para ser nombrado director de la Policía Nacional.

Surachate, la cara mediática de la investigación contra Daniel Sancho por el supuesto asesinato del colombiano Edwin Arrieta -cuyo juicio comienza la próxima semana en la isla tailandesa de Samui-, fue apartado del cargo el 20 de marzo, a raíz de una orden del primer ministro del país, Srettha Thavisin, para proteger la transparencia de las investigaciones sobre la red de apuestas.

No es la primera vez que la figura de “Big Joke”, quien ejercía como uno de los seis subdirectores de la Policía de Tailandia, protagoniza una polémica, ya que en 2019 fue apartado del cuerpo sin explicaciones y un año después su coche fue tiroteado. EFE

nc-pav/raa/pddp

Publicidad