Publicidad

Bogotá, 26 feb (EFE).- El Gobierno de Colombia suspendió permisos para quemas controladas en todo el país y ofreció 20 millones de pesos colombianos (unos 5.000 dólares) de recompensa para quien denuncie a pirómanos como medidas para “reforzar acciones de prevención de incendios forestales”, informó este lunes el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible.

A través de una resolución, el ministerio suspendió temporalmente todas las quemas abiertas controladas en áreas rurales y aquellas para el control de heladas. La suspensión será levantada cuando el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) de por finalizado el fenómeno de El Niño en el país.

Esto con el objetivo de que el uso del fuego “ocasione emergencias de gran magnitud debido a la temporada seca”, a la vez de “evitar contaminación en la calidad del aire afectada por los incendios”, señaló la cartera de Ambiente en un comunicado.

“La temporada seca irá hasta finales de marzo de acuerdo con el pronóstico del Ideam. Se han tomado medidas, con dos líneas de denuncia a nivel nacional, para alertar sobre personas que comentan incendios”, informó la ministra de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Susana Muhamad.

Estas recompensas para quienes denuncien a personas que inician los incendios se harán a través de las líneas establecidas por el Gobierno, que estarán disponibles las 24 horas del día, los siete días de la semana para “aumentar las labores que permitan la prevención de incendios y la protección de los bosques en el país”.

En lo que va de 2024, Colombia ha registrado 796 incendios forestales, de los cuales 778 han sido liquidados, 7 se encuentran activos y 7 controlados, según las cifras proporcionadas por las autoridades ambientales.

Publicidad