Publicidad

Santiago de Chile, 19 ene (EFE).- El rechazo del Gobierno de Chile al polémico megaproyecto Dominga ha desatado una ola de aplausos y celebraciones en redes sociales por parte de parlamentarios del oficialismo, mientras que solo algunas voces de la oposición han expresado sus críticas públicamente.

Personas se manifiestan hoy en contra del controvertido megaproyecto Dominga para la extracción de concentrado de hierro y cobre, afuera del ministerio de Medio ambiente, en Santiago (Chile). EFE/Elvis González

“Se rechaza Dominga y se protege uno de los ecosistemas marinos más ricos del mundo. El proyecto símbolo de la corrupción ambiental cae. Correcta decisión del Comité de Ministros/as para preservar la vida natural frente a la crisis climática que nos azota”, publicó Diego Ibáñez, presidente del partido Convergencia Social, al que pertenece el presidente, Gabriel Boric.

Personas se manifiestan hoy en contra del controvertido megaproyecto Dominga para la extracción de concentrado de hierro y cobre, afuera del ministerio de Medio ambiente, en Santiago (Chile). EFE/Elvis González

El polémico proyecto de la compañía Andes Iron, que incluye una mina y un puerto, se ubica a 16 kilómetros de la comuna de La Higuera, en la región norteña de Coquimbo, y cerca del Archipiélago de Humboldt, que resguarda uno de los ecosistemas más importantes del mundo y donde vive el 80 % de esta especie de pingüinos.

La diputada comunista Karol Cariola aplaudió la que calificó de “gran noticia” y señaló que se trata de “un fallo potente y un claro compromiso del presidente Gabriel Boric con la protección del medioambiente y la biodiversidad”.

También desde el Partido Socialista, que integra la coalición Socialismo Democrático y el alma más moderada del conglomerado gubernamental, celebraron la decisión del comité de ministros en una declaración pública de su bancada parlamentaria.

“Este era un pésimo proyecto que afectaba a un ecosistema único en el mundo. Es por ello, que queremos valorar la acción decidida del Gobierno, en orden a rechazar este proyecto”, sostuvo el diputado y presidente de la comisión de Medio Ambiente, Daniel Melo, quien celebró que “hoy es un gran día para Chile y las futuras generaciones”

“NO LES IMPORTÓ LA HIGUERA”

En la otra vereda, la oposición mostró su preocupación por el impacto que la cancelación del proyecto puede tener para los habitantes de La Higuera, donde los defensores del proyecto argumentaban que traería crecimiento y desarrollo económico a una de las comunas más pobres de Chile.

El diputado del partido en formación Demócratas y antes militante demócrata-cristiano Matías Walker sostuvo que la decisión “no se condice con parámetros ambientales y jurídicos; solo cumple con eslogan de campaña”.

“Nunca les importó la opinión de la mayoría de los habitantes de La Higuera”, agregó el parlamentario.

En la misma línea se expresó el alcalde de La Higuera, Yerko Galleguillos, militante del partido conservador Unión Demócrata Independiente (UDI), quien aseguró en una entrevista a un medio local que “la gente habla de la extinción del pingüino y del pato Humboldt, pero yo hablo de la extinción de mis vecinos, que no tienen trabajo“.

“¿Cuándo vamos a hablar del hombre y vamos a dejar de hablar de los pescaditos y los pajaritos?”, añadió Galleguillos irónicamente.

La compañía Andes Iron informó este miércoles que recurrirá en los tribunales la decisión del Gobierno.

Publicidad