Roma, 5 oct (EFE).- El resultado de las elecciones municipales en las que la derecha no ha conseguido ganar en ninguna de las grandes ciudades y con las que se ha hecho más patente el enfrentamiento entre Giorgia Meloni, de Hermanos de Italia, y Matteo Salvini, de la Liga, atenuando sus ganas de asalto al poder, hace respirar tranquilo a Mario Draghi para que continúe sin sobresaltos con su gobierno de reformas.
Como escriben hoy algunos analistas políticos, el resultado de las elecciones municipales “es el que Draghi y el presidente de la República, Giorgio Mattarella, soñaban”.
Y prueba de ello es que tras conocerse los resultados de las elecciones Draghi, sin miramientos, adelantaba a hoy el Consejo de ministros previsto para el miércoles, en lo que se ha entendido como un mensaje a sus socios de Gobierno para que ahora se vuelva al trabajo. “Se acabó el recreo”, escribe el diario “Corriere della Sera”.
Stefano Feltri, director del diario online “Domani”, explica que “Draghi puede estar satisfecho: El proyecto soberanista de Matteo Salvini se ha disuelto definitivamente y, sin embargo, Giorgia Meloni no parece preparada ni capaz de ocupar su lugar”, mientras que “El Partido Demócrata (PD) ha ganado y puede prepararse a ganar en las generales como ejemplo de la administración responsable”.
Draghi gobierna con el favor de todos las fuerzas parlamentarias a excepción de Hermanos de Italia, pero Salvini se ha mostrado muy crítico con algunas medidas del Gobierno, por lo que el varapalo en las elecciones puede hacer que prevalezca la línea más moderada de la Liga que encabeza el ministro de Desarrollo Económico, Giancarlo Giorgietti.
Estaban llamados a las urnas cerca de 12 millones de italianos para renovar los ayuntamientos de 1.192 ciudades, entre ellas las capitales regionales: Roma, Milán, Nápoles, Turín, Bolonia y Trieste, y otro de los puntos a analizar es la baja afluencia a las urnas: el 54,69 %, de las más bajas de la historia e incluso en la capital sólo votó el 48,83 %.
LA VICTORIA DEL PD FORTALECE AL GOBIERNO
“Un gran éxito para el centro izquierda y para el Partido Demócrata. Ganamos porque favorecimos la unidad, sobre todo dentro del partido, y la unidad como centro-izquierda en todos los municipios en los que se votó. Es una gran victoria que fortalece a Italia porque fortalece al Gobierno de Draghi”, afirmó el nuevo secretario general del PD, Enrico Letta, analizando el voto.
Según los resultados definitivos, el centro izquierda consiguió la victoria en la primera vuelta en Milán con Giuseppe Sala, que fue reelegido alcalde con un 57,73 % de los votos, mientras el candidato del centro derecha Luca Bernardo se quedó en el 31,97 %.
El resultado del candidato del experimento de coalición entre el PD y del Movimiento 5 Estrellas en Bolonia fue aún más arrollador pues Matteo Lepore ganó con un 61,9 %, más del doble que el candidato de centro derecha, Fabio Battistini, que consiguió un 29,64 %.
Victoria también en Nápoles para la unión del PD y el M5S pues Gaetano Manfredi es el nuevo alcalde con el 62,9 % de los votos, mientras que el candidato de centro derecha, Catello Maresca, se quedó en el 21,88%.
LA SEGUNDA VUELTA EN TURÍN, ROMA Y TRIESTE
Las posibles alianzas futuras entre el Movimiento 5 Estrellas y el PD se pondrán a prueba en las segundas vueltas en Turín, Roma y Trieste.
En Turín, el candidato de centro izquierda, Stefano Lo Russo, consiguió el 43,86 % frente al del centro derecha, Paolo Damilano, con el 38,9 % , por lo que en la segunda vuelta puede ser decisiva la orientación de voto que dé el M5S a sus electores.
Mientras que el centro izquierda lo tiene más difícil en Trieste donde el alcalde saliente, Roberto Dipiazza, apoyado por el centro derecha alcanzó el 46,92 %, y el candidato de centro izquierda, Francesco Russo, se quedó en el 31,65 %, una distancia que será difícil de superar.
El apoyo de Conte puede ser importante para que el PD conquiste Roma. El candidato a la alcaldía de centro derecha, Enrico Michetti, consiguió un 30,15 % de los votos, seguido por el candidato de centro izquierda, Roberto Gualtieri, con un 27,03 %, mientras que el independiente Carlo Calenda obtuvo el 19,82 % y la actual alcaldesa del Movimiento 5 estrellas, Virginia Raggi, el 19,08 %.
Conte no se ha expresado aún sobre Roma, aunque este lunes ya adelantó su posición: “Este es el momento de la siembra del Movimiento. Evaluaremos durante la segunda vuelta si existen las condiciones para continuar un diálogo. Ciertamente no podemos converger con el centro derecha”.
Cristina Cabrejas

EFE/EPA/Alessandro Di Marco
EFE/EPA/Alessandro Di Marco