Publicidad

Lima, 25 ene (EFE).- El Ministerio del Interior de Perú dejó en firme este miércoles la suspensión del partido de la segunda jornada de la liga entre el campeón Alianza de Lima y Centro Deportivo Municipal por motivos de seguridad relacionados con las protestas antigubernamentales en la capital.

La Dirección de Seguridad Deportiva (Disede) rechazó el plan de seguridad presentado por Alianza de Lima y, por tanto, la celebración del encuentro programado para este sábado en el estadio Alejandro Villanueva, conocido como Matute, del popular distrito limeño de La Victoria.

A través de un carta al ministerio, la Disede informó que la Región Policial de Lima no aprobó el plan de seguridad por recomendación de la Comisión Nacional contra la Violencia en Espectáculos Deportivos y por la ampliación del estado de emergencia en el departamento de Lima a raíz de las protestas antigubernamentales.

La suspensión de este partido se suma a otros cuatro encuentros previstos en las regiones de Lima, Cuzco y Callao, donde se mantiene el estado de emergencia ante las manifestaciones.

Los duelos entre a Academia Cantolao y Sport Boys en Callao, Cienciano del Cusco y la Universidad César Vallejo, Binacional y ADT de Tarma, Melgar de Arequipa y Deportivo Garcilaso tampoco cuentan con el visto bueno de Interior, según medios locales.

Desde el día 18 de enero con la convocatoria de la marcha anunciada como ‘la toma de Lima’, la capital del país registra manifestaciones continuas en el centro de la ciudad que han dejado a decenas de heridos entre manifestantes, policías y periodistas.

De esta forma, la incertidumbre política y social que vive el país andino también se traslada a la Liga de Fútbol Profesional, la cual anunció este martes en redes que la segunda y tercera jornada de liga “están sujetas a posibles modificaciones de acuerdo coyuntura social que vive el país”.

“La LFP agradece la colaboración de las autoridades competentes para que el campeonato peruano pueda iniciar con normalidad y espera que pronto se den todas las condiciones necesarias en un ambiente de seguridad y paz”, concluyó la Liga 1 en su comunicado.

La semana pasada debía comenzar la liga local, pero no se pudo desarrollar debido a las protestas, que obligaron a aplazar los encuentros.

Las protestas antigubernamentales que se registran desde el 9 de diciembre han dejado, al menos, 62 personas fallecidas.

Publicidad